EH Bildu se alegra de que su propuesta para la futura guardería salga adelante

ASTIGARRAGA.

En noviembre de 2016 se aprobó una moción de EH Bildu que pedía ubicar definitivamente la guardería en el local de aproximadamente 800 metros cuadrados que el ayuntamiento va a recibir en Urumea Berri, a fin de que la guardería esté en funcionamiento para 2018; además de trasladar el local de la brigada a un pabellón del polígono antes de que finalice la legislatura. También se aprobó llevar a cabo una inversión de 150.000 euros durante los años 2016, 2017, 2018 y 2019 para la mejora de viales públicos. Todos los puntos recibieron el apoyo de EH Bildu y PSE-EE y aunque el PNV se abstuvo en lo referente al local de la brigada y los viales, votó en contra de la propuesta sobre la guardería.

«Desde entonces el PNV ha estado mareando la perdiz. Su primera propuesta fue ubicar la nueva guardería en la actual casa de cultura. Luego planteó ubicarla en los bajos de las casas a construir en AGUI. Después puso sobre la mesa la posibilidad de ubicarlo en la cantera de Arrobitxulo. A continuación, dio el paso de acercar la guardería a Urumea Berri pero no en el local propuesto por EH Bildu, si no en uno más pequeño (550 m2). Finalmente, al ver que este local podría ser insuficiente, apostó por seguir manteniendo a su vez el local más grande de la actual guardería. Aunque lo hiciera con la boca pequeña, el PNV aceptó ubicar la guardería en el local de 800 m2 propuesto por EH Bildu. EH Bildu lo valora positivamente y se alegra que el esfuerzo realizado estos años desde la oposición dé sus frutos», señalan desde la oposición.

Sin embargo, remarcan que el PNV «no va a ser capaz de cumplir con el mandato del pleno de noviembre de 2016: la nueva guardería debía entrar en funcionamiento en 2018, pero su dejadez ha acarreado retrasar el proyecto. Las estimaciones más positivas retrasan la apertura para inicios de 2020, pero conociendo el ritmo y la desidia del PNV, EH Bildu estima que se retrasará aún más».