Astigarraga brindó por la Sagar Uzta

Familias locales participaron en la recogida, triturado y prensado del mosto en Foru plaza durante la fiesta. /  JUANFER
Familias locales participaron en la recogida, triturado y prensado del mosto en Foru plaza durante la fiesta. / JUANFER

La elaboración del primer mosto de la cosecha de 2019, tras su recogida, triturado y prensado, fue uno de los momentos señalados del acto

MARÍA CORTÉSASTIGARRAGA.

No hace falta recordar la importancia que tiene la manzana y la sidra en la localidad y así quedó patente hace unos días en la celebración de la fiesta de la manzana, es decir, en la Sagar Uzta, con la que se festeja el comienzo de las labores en los lagares, una actividad que durará hasta mediados de noviembre. Para ello hubo un programa de actividades en torno a la cultura de la sidra y la manzana. La jornada principal fue la del pasado domingo y en ella hubo diana de Txirriskla Txistulari Taldea para ir calentando motores por la mañana. Los que así lo quisieron pudieron apuntarse para participar en el XII Rally Fotográfico Sagar Uzta en la plaza. Y el resto de vecinos y visitantes que se acercaron por Astigarraga pudieron participar del buen ambiente y tiempo en Foru Plaza tomando parte en el taller mermelada de manzana, viendo la exposición, degustación y venta de manzanas, tampoco faltó la degustación de sidra y mosto o se pudo ver cómo se realizan cestos, injertos, etc.

También pudieron adquirirse productos de los caseríos locales y los trikitilaris pusieron la música en las calles del municipio.

Dentro de esta jornada tan especial para los astigartarras, uno de los platos fuertes fue la elaboración del primer mosto, con su correspondiente recogida, triturado y prensado de la manzana con la participación de las familias asistentes. Poco después, dantzaris locales bailaron la sagar dantza y la kirikoketa, y al ritmo de la txalaparta, al mediodía, los presentes brindaron por el primer mosto de la cosecha 2019. Después la fiesta continuó con la comida popular y el deporte rural, con jóvenes aizkolaris y pelotaris, durante toda la tarde.