Ansa y Barrenetxea, subcampeones en Iruña

Barrenetxea IV y Ansa II han sido subcampeones en Pamplona. /
Barrenetxea IV y Ansa II han sido subcampeones en Pamplona.

El remontista urnietarra, acompañado por el de Hernani, cayó en la final del Torneo San Fermín ante Ezkurra y Endika

JUAN F. MANJARRÉSURNIETA.

El remontista urnietarra Ansa II y el hernaniarra Barrenetxea IV se proclamaron subcampeones del Torneo San Fermín Peñas de Pamplona, al perder en la final ante Ezkurra II y Endika que ganaron el torneo por segundo año consecutivo. Cayeron 40-38, pero la final tuvo al final emoción, aunque estuvo dominada por los colorados.

Ansa II acusó los nervios de una gran final y cometió más fallos de los que acostumbra. Ahí se le escapó la final a la pareja azul. Y además ocurrió sobre todo en la primera parte del partido.

Una final que comenzó empatada a cinco, pero en la que unos serios Ezkurra II y Endika cogieron una renta de cinco-seis tantos ya insalvables. La máxima del partido la tuvieron en el 29-20, pero reaccionaron los azules. Ansa se tranquilizó y con un Barrenetxea más dominador se acercaron a dos tantos 29-27 y 33-31. Parecía que podía haber vuelta en ese momento. Los colorados aguantaron el tipo y volvieron a coger una bonita renta de cinco tantos, aunque la pareja guipuzcoana se volvió a acercar hasta amenazar seriamente el triunfo navarro. En el 38-37 las espadas seguían por todo lo alto y también en el 39-38. El último tanto cayó del lado de Ezkurra II y Endika, que se llevaban a casa las txapelas de campeones.

El partido fue de más fallos al inicio y los mejores momentos, pelotazos y tantos brillantes, se vivieron a partir del 29-27. Ahí, el nivel, la emoción y el buen hacer de los remontistas subió varios peldaños. El urnietarra comenzó a pegar pelotazos más brillantes y Ezkurra II seguía en su línea regular. Ambos terminaron con 16 tantos, pero el pelotari azul cometió el doble de errores. En la pelea de zagueros Barrenetxea hizo cinco tantos más en el peloteo, cuatro por nueve y jugó algo por encima de Endika, pero la pareja urnietarra-hernaniarra pagó caro los errores del inicio.