Viviendas municipales para alquiler social

Izagirre, Láinez, Carrere, Mourinho, Marce García (Stop Desahucios) y Hernández, en la presentación. /
Izagirre, Láinez, Carrere, Mourinho, Marce García (Stop Desahucios) y Hernández, en la presentación.

El Ayuntamiento ha invertido 230.000 euros en rehabilitar y acondicionar seis pisos de su propiedad | Tres viviendas se ofrecerán a personas con situaciones sociales de especial protección y otras tres irán para el cupo general

MARIVI OLANO ANDOAIN.

Con el objetivo puesto en responder al derecho universal de las personas de poseer una vivienda digna, el Ayuntamiento de Andoain destinará seis viviendas de su propiedad para alquiler social tras invertir un presupuesto de 230.000 euros en rehabilitarlas y acondicionarlas.

Por el momento, se podrán en alquiler estas seis viviendas, aunque en un futuro la intención del consistorio es ofrecer algún piso más. De las seis viviendas, tres se destinarán para personas con situaciones sociales de especial protección -personas con discapacidad, familias monoparentales, personas viudas, víctimas de violencia de género, casos de separaciones o divorcios en los que haya personas a cargo o se haya perdido la propiedad de la vivienda por incapacidad de pago sobrevenida en los dos últimos años-. Son pisos entre 63 y 70 metros cuadrados, de dos o tres habitaciones.

Las otras tres viviendas -de 68,97 metros cuadrados y tres habitaciones- se destinarán para cupo general. Dos de las viviendas cumplen con medidas de accesibilidad.

En los dos casos se exigirá cumplir varios requisitos para acceder a alguna de estas viviendas. Entre otros, ser mayor de edad, carecer de vivienda en propiedad o tener una participación inferior al 50 % de propiedad en los últimos dos años, siempre que el valor total de las participaciones no supere los 75.000 euros y residir en Andoain como mínimo los últimos tres años, o haber residido un total de ocho años en el periodo de los últimos quince años. Se exigirá además tener ingresos ponderados entre 3.000 y 25.000 euros, aunque en el caso de las víctimas de violencia de género este requisito no se pedirá, y un patrimonio mobiliario y/o inmobiliario -que no sea vivienda-, inferior a 100.000 euros.

El cálculo de la renta por cada vivienda se hará en función del nivel de renta de la unidad convivencial y la superficie de la vivienda. La duración del contrato de alquiler será de tres años y podrá ser prorrogado por plazos anuales hasta un máximo de cinco años.

Para poder optar a estas viviendas habrá que estar inscrito en el registro de solicitantes de vivienda de Etxebide, no ser arrendatario de vivienda de protección oficial o de titularidad de cualquier administración pública -a excepción de Bizigune-, y no tener deudas con el Ayuntamiento. En todo caso, y de manera excepcional, se podrán admitir solicitudes de personas que tengan deudas si antes de presentar la solicitud se formaliza un plan de pago para abonar las cantidades pendientes.

En principio, no será necesario que los solicitantes presenten documentación que acredite su residencia, ingresos o inscripción en Etxebide, ya que desde el propio Ayuntamiento se solicitará al Departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral y a Etxebide la información necesaria para certificar que los solicitantes cumplen los requisitos exigidos.

Presentación de solicitudes

Las solicitudes se podrán presentar a partir del 6 de mayo en Ataria (Oficina de Atención a la Ciudadanía), que actualmente se encuentra ubicada en la entrada del edificio Ambrosia Olabide. El horario para presentar solicitudes será de 8.00 a 14.30 horas y el último día de plazo será el 27 de mayo.

Las hojas informativas con todos los detalles sobre el proceso de adjudicación de estas viviendas está disponible en el edificio Ambrosia Olabide y en la página web del Ayuntamiento, en la dirección www.andoain.eus.

Mesa sobre viviendas

La alcaldesa Ana Carrere se encargaba de presentar esta iniciativa municipal, acompañada por los representantes políticos del PSE-EE , Maider Láinez; EAJ-PNV, Marijose Izagirre; Ganemos Andoain, Olga Hernández; Irabazi Andoain, Jorge Mourinho; y el representante de Stop Desahucios, Marce García. Carrere recordó que en septiembre de 2015 el Ayuntamiento aprobó una moción de la plataforma Stop Desahucios y asumió varios compromisos, entre ellos, crear una mesa de trabajo para debatir sobre la problemática de la vivienda en el municipio.

Esta mesa ha contado con representación de los grupos políticos y de asociaciones del ámbito social como Fiare Banca Ética, Stop Desahucios y Cáritas, y su objetivo principal ha sido apoyar programas para adquisición de vivienda a medio y largo plazo. Esta mesa se ha encargado también de trabajar la ordenanza municipal que regula la adjudicación en régimen de alquiler social de viviendas municipales, que fue aprobada por unanimidad en la sesión plenaria de septiembre de 2017.