Sevillanas, rebujito y buen humor

Festival. El coro Semblante Andaluz de Lasarte-Oria durante su actuación en el escenario de la plaza Nafarroa. /  FOTOS UNANUE
Festival. El coro Semblante Andaluz de Lasarte-Oria durante su actuación en el escenario de la plaza Nafarroa. / FOTOS UNANUE

La asociación Triana celebró ayer la Feria de Mayo, sin miedo a la lluvia | La fiesta contó con coros y grupos de baile de centros andaluces y con un puesto para degustar platos típicos de Andalucía

MARIVI OLANO ANDOAIN.

Coros y bailes y buenos platos típicos de Andalucía acompañaron ayer la celebración de la Feria de Mayo, una fiesta que cumplía su 25 aniversario de la mano de la asociación Triana.

La lluvia y el tiempo desapacible no impidieron que la feria se desarrollase según lo previsto. Sobre el escenario de la plaza Nafarroa se fueron sucediendo las actuaciones de los grupos participantes: desde los dantzaris de Erketz taldea, grupo que todos los años se suma a colaborar con Triana, a los coros y sevillanas de los centros Semblante Andaluz y Zambra, de Lasarte-Oria, Al Andalus de Arrasate, Concha Rociera y Aljarafe de Errenteria y Albero de Irun. Este último participaba por primera vez en la fiesta.

Quienes se animaron a acercarse a la feria tuvieron ocasión de degustar platos típicos de la gastronomía andaluza a precios económicos. Las gambas, las tortitas de camarón, el queso, el chorizo y el jamón o los pintxos morunos fueron algunas de las propuestas que se ofrecián en el puesto de la asociación Triana. No faltó ni el rebujito ni tampoco la manzanilla para animar la jornada.

Hubo también brindis de honor y lunch para los representantes políticos.

En la plaza, los centros andaluces que participaron contaban con sus propias carpas en las que se preparaban los hamaiketakos, a base de buen jamón, tortillas de patatas, foie y embutidos, mientras sonaba la guitarra y se daban palmas.

Uno de los puestos más animados era el del grupo Concha Rociera de Errenteria. Su presidenta, Juani Cano, señalaba que el centro que dirige es un asiduo en esta feria. «Hemos venido todos los años. Somos, junto con el centro Semblante Andaluz de Lasarte y con Triana de Andoain, los primeros que formamos nuestra asociación». Mientras esperaban para comer en la sede de los organizadores de la fiesta unas patatas con costilla, aprovechaban para tomar unas tapas, cantar y bailar.