Ali Salem disfruta de su tercer verano en Andoain

Recepción. Ali, con las dos bolsas de regalos, fue recibido ayer al mediodía en el ayuntamiento. / UNANUE
Recepción. Ali, con las dos bolsas de regalos, fue recibido ayer al mediodía en el ayuntamiento. / UNANUE

Este niño saharaui de 12 años estará hasta el 25 de agosto acogido por la familia Iraola-Treku

MARIVI OLANO ANDOAIN.

Ali Salem Mahfud Abeidi cumplirá este año su tercer verano formando parte de la familia de Josu Iraola y Maite Treku. Este niño saharaui de 12 años, procedente de Bojadoi, llegaba el pasado 25 de junio a Andoain, dentro del programa Vacaciones en Paz. Aquí disfrutará del verano hasta el 25 de agosto, fecha en la que regresará a los campamentos de Tinduf, donde reside junto a sus padre y sus seis hermanos. Ali es el mayor de ellos. El más pequeño tiene un año y se llama Jon. Otra hermana disfruta en Andalucía de estos programas vacacionales que permiten, a los niños saharauis, abandonar el desierto del Sahara durante los meses de verano, una época de temperaturas extremas. Ali fue recibido ayer a mediodía en el ayuntamiento por el alcalde en funciones, Jon Zulueta, y las portavoces Maider Láinez (PSE-EE), Marijose Izagirre (EAJ-PNV) y Olga Hernández (Ganemos), y la responsable de Servicios Sociales, Ana Sanz. Asitió acompañado por su madre, Maite Treku y su hermano de acogida, Jon Iraola, y por la representante de Hurria-Sahara, Miren Erkizia. Zulueta recordó que Andoain participa desde el año 2000 en este programa de vacaciones para niños saharauis. Agradeció la labor que lleva a cabo la Asociación Hurria-Sahara y deseó a Ali una feliz estancia en Andoain.

El pequeño saharaui recibió como regalo, material deportivo (chándal y zapatillas) y se atrevió a comentar en castellano que está contento y que sus amigos también participan en estos programas de vacaciones.

Macarrones y lentejas son las dos comidas que más le gustan. Se decanta por el fútbol y, sobre todo, por la piscina, aunque practica también tenis y pelota en el programa deportivo de verano que tiene en marcha el polideportivo Allurralde. Otra de las aficiones que acaba de descubrir es la de montar coches de juguete. Se expresa con fluidez en castellano y va haciendo sus pinitos en euskera. Hasta el 25 de agosto le quedan por delante semanas para disfrutar de las vacaciones en Andoain.

Durante la recepción, Hurria-Sahara recordó que han llegado a los campamentos de refugiados los 10.448,90 kilos de alimentos y los 60 kilos de compresas donados por Andoain. Igualmente, se han enviado 7 cajas de medicamentos, 33 de pañales para adultos y 3 más de pañales para niños. Unido a esto, y dentro del proyecto social de Hurria-Sahara, se han enviado 2 pizarras grandes para una escuela y material deportivo, ropa y balones, donado por el club de fútbol Euskalduna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos