Sabores del mundo con nombre de mujer

Sabores. Bochra, Mary, Faty, Ainhoa, Lliana, Maria y Fayza muestran los diferentes platos que prepararon para este encuentro. / UNANUE
Sabores. Bochra, Mary, Faty, Ainhoa, Lliana, Maria y Fayza muestran los diferentes platos que prepararon para este encuentro. / UNANUE

Un encuentro intercultural ofreció en el centro Bastero degustación de platos de diferentes países | Participaron mujeres de Senegal, Nigeria, Guinea Ecuatorial, Argelia, Rumanía y Euskadi

MARIVI OLANO ANDOAIN.

El centro cultural Bastero acogía esta semana un encuentro intercultural de mujeres centrado en la cocina de diferentes países y culturas del mundo. Los asistentes tuvieron ocasión de degustar los platos que se presentaban como plataforma para conocer las diferentes culturas e historias de mujeres procedentes de otros países que viven en Andoain, en algunos casos desde hace años y en otros desde hace escasos meses.

Entre ellas se encontraba Mary Abanwa, de Nigeria. Acompañada de sus tres hijos, Savio, Greta e Israel, de 10, 9 y 4 años, Mary ofrecía en su puesto dos platos a base de arroz, uno blanco y otro picante, acompañados de pollo. Junto a ella se encontraba la senegalesa Faty, que preparaba nem, un bocado crujiente de carne con verdura típico de su país. Faty estaba encantada con la experiencia. «Todo ha salido muy bien, me parece fenomenal que hayan pensado en nosotras para participar. Es la primera vez que participo y me ha gustado mucho».

Igual de contentas estaban Fayza y Bochra, ambas de Argelia. La primera lleva seis meses viviendo en Andoain y es una repostera excelente. Preparó unos pasteles de chocolate con galleta, caramelo y cacahuete. «Todo está saliendo fenomenal. Me ha gustado estar aquí porque damos a conocer nuestra cocina y podemos conocer gente de otras culturas» indicaba. Su compatriota Bochra preparó para la ocasión unos vegetales rellenos con carne y arroz, que reciben el nombre de dolmas.

La rumana Maria Panici no dejaba de sonreír mientras servía pinchos de ensalada de berenjenas y cebolla roja, con tomate y mayonesa y tapas de queso con nata y eneldo, acompañadas de una 'fanta' de uvas traída especialmente de Rumanía «porque aquí no se ve», indicaba. «La experiencia me ha gustado y quiero repetir. En las fiestas (San Juan) participé también con platos típicos de mi país porque me gusta enseñar mi cultura para que vean que nosotros también tenemos cosas ricas. Estoy encantada de que la gente se acuerde de nosotras y volvería a repetir si quieren hacer una vez más esta fiesta. Estoy dispuesta a volver a participar». Maria lleva algo más de dos años residiendo en Andoain. Trabajó como cocinera en un bar de la localidad y desde hace 6 meses lleva la pizzería 4EM, en la calle Agustín de Leitza. «Me va muy bien, no me puedo quejar. Poco a poco la gente me va conociendo y me dice que las pizzas que servimos están muy ricas. Estoy muy agradecida de este pueblo que me ha recibido muy bien».

Lliana, de Guinea Ecuatorial, lleva 9 años en Euskadi, tres de ellos en Andoain. En su puesto se servían buñuelos de harina con relleno de plátano.

El grupo de mujeres participantes en este encuentro intercultural se completaba con el puesto de Ainhoa Moreno, como representante de Euskadi, en el que se servían las tradicionales gildas.

El encuentro despertó el interés de buen número de vecinos de la localidad que aprovecharon la tarde para probar los platos y conocer la historia y la cultura de estas mujeres.