Representantes de Andoain, Hernani y Usurbil denuncian la «falta de respeto» de Diputación en el tema del servicio de autobuses

Intxauspe, Rodríguez y Agirre. /
Intxauspe, Rodríguez y Agirre.

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ANDOAIN.

Los alcaldes de Hernani y Usurbil, Luis Intxauspe y Xabier Arregi, y la alcaldesa en funciones de Andoain, Ainara Rodríguez, denunciaron ayer en Donostia lo que consideran una falta de respeto del departamento de Movilidad, que dirige la diputada socialista Marisol Garmendia, hacia la ciudadanía de la comarca de Buruntzaldea en el proceso de modificación del servicio de autobuses. Los tres representantes criticaron que ha sido un proceso «cerrado, opaco y sin rastro de participación ciudadana».

Aseguraron que, desde el momento en el que se empezó a redactar el anteproyecto en septiembre del año pasado, «nos han ninguneado, tanto a los Ayuntamientos, como a la ciudadanía», y añadieron que la Diputación «ha hecho y deshecho a su antojo, sin tomarnos en cuenta y, no solo han despreciado nuestras opiniones, dejándonos claro que no iban a impulsar ningún proceso participativo, sino que nos hicieron saber que los criterios que iban a primar a la hora de modificar el servicio eran los de rentabilidad económica».

Los tres representantes recordaron que en la comarca se presentaron 5.000 alegaciones al anteproyecto y 7.000 firmas pidiendo que no hubiera reducciones de servicios. Hubo también alegaciones por parte de los Ayuntamientos, «y pedimos a la diputada que nos enviara el proyecto antes de ser aprobado para ver qué alegaciones tomarían en cuenta y cuáles no, y por qué». En lugar de ello, afirmaron que se les remitió una carta indicando que tendrían conocimiento a través del anuncio en el Boletín Oficial de Gipuzkoa. Los tres alcaldes se mostraron indignados porque consideran que se va a aprobar un proyecto «dando la espalda a los intereses de la ciudadanía de la comarca de Beterri-Buruntza».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos