Javier Gallo regresa hoy a las cimas del Himalaya

Javier Gallo hace unos días en Andoain, en compañía de su inseparable perro./UNANUE
Javier Gallo hace unos días en Andoain, en compañía de su inseparable perro. / UNANUE

Este será su cuarto viaje y en esta ocasión hará una expedición al Mera Peak para ascender a 6.476 metros

MARIVI OLANOANDOAIN.

Javier Gallo ha cogido carrerilla, como él mismo dice, y vuelve por cuarta vez a visitar las cimas del Himalaya, en esta ocasión formando parte de un grupo junto a otros tres montañeros y acompañado por porteadores, sherpas y hasta su propio cocinero.

Javier partía hoy, a las 7.30 de la mañana, hacia Madrid para tomar un vuelo rumbo a París, desde donde enlazará con otro vuelo que le llevará a Abu Dhabi, y desde aquí a Kathmandu, adonde llegarán el próximo martes 8.

El miércoles, Javier y sus tres compañeros iniciarán la ruta que les llevará desde Kathmandu hasta Lukla (2.800 metros) y Chhatanga (3.500 metros) como primeras cimas.

En esta ruta por las cumbres del Himalaya ascenderán a Thuli Khaukha (3.900 metros), Kothe (4.095 metros) y Tangnag, a 4.350 metros, adonde llegarán el próximo día 13. Tras una jornada de descanso y de reponer fuerzas, el grupo iniciará el día 15 el ascenso hacia Khare (5.045 metros), donde tendrán el campo base. Al día siguiente subirán hasta los 5.750 metros en el campo 1 para permanecer tres días con idea de aclimatarse a las condiciones climatológicas y prepararse para ascender al Mera, su destino.

A partir del día 20 iniciarán el camino de regreso hasta la mítica Kathmandu, desde donde iniciarán el viaje de vuelta a Abu Dhabi, de aquí a París y Madrid y regreso hasta Andoain.

Con la bandera de Burdina

La intención de Javier es colocar la bandera de Burdina, asociación dedicada a la recuperación del patrimonio ligado a los usos y costumbres de Andoain y el valle Leitzaran, con la que colabora. Javier parte hacia esta nueva expedición con «ánimo y optimismo, y me veo con fuerzas para hacer ondear la bandera de Burdina en lo más alto, pese a que voy a ser el abuelo de la expedición».

Asegura que le ha cogido el gusto al Himalaya y que volverá, siempre que se encuentre en forma, a recorrer las cimas del Himalaya.

Gallo participó en su primera expedición en el año 2007 y retomó este viaje en 2016, repitió en 2017 y regresa también en 2018.

Durante las semanas previas al viaje ha estado entrenando a conciencia. Ha hecho recorrido de 5 días por Pirineos, ha entrenado en el monte y ha corrido en bicicleta para prepararse. Queso, turrón y algo de embutido harán más agradable su estancia en el Himalaya. «Soy bastante raro para comer y a veces lo paso mal con las comidas típicas de la zona porque tienen mucho picante y muchas especias». Gallo dice que le encantaría encontrarse en Karhmandu con el alpinista Carlos Soria, «un hombe simpático y muy sencillo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos