La historia de Andoain en papel

Ramón y Emilio Truchuelo Palomero, en la exposición. / FOTOS UNANUE
Ramón y Emilio Truchuelo Palomero, en la exposición. / FOTOS UNANUE

Se trata de una muestra en la que los hermanos reviven y comparten la vida de los andoindarras desde 1953 hasta 1999

MARIVI OLANO ANDOAIN.

Revivir y compartir los miles de momentos que Emilio y Ramón Truchuelo Palomero captaron con sus cámaras desde 1953 hasta 1999 es uno de los objetivos de la exposición que se inaugraba el viernes por la tarde en las salas de Bastero. El otro, se centra en homenajear y reconocer el trabajo de Emilio y Ramón durante 46 años detrás de la cámara, así como el de todos aquellos que un día posaron para permitir resguardar en papel un pedazo de la historia de Andoain.

La exposición 'Andoain en el objetivo de los hermanos Truchuelo' muestra una colección de mil fotografías, una pequeña parte del Fondo Truchuelo donado al Ayuntamiento y cuyo contenido se calcula en torno a los 150.00 negativos y placas fotográficas.

La muestra, tal como señalaba Marta Truchuelo, hija de Emilio y encargada de la selección y digitalización de este fondo como trabajadora del Archivo Municipal, se ha dividido en varias zonas. En la entrada y a modo de introducción se incluyen fotografías para recordar el origen y la trayectoria profesional de los Truchuelo, «que hemos denominado 'Un trabajo en familia', para recordar los primeros ocho años de actividad con el estudio y el laboratorio en la casa familiar, en el tercer piso de la conocida actualmente como casa azul, frente al caserío Txitibar, adonde acudían los andoaindarras los domingos a tomarse fotos, trabajo que se pudo sacar adelante gracias a la ayuda de toda la familia, y después con las tiendas de Andoain y Villabona», indicaba Marta Trutxuelo.

En la muestra se recogen imágenes de temática variada, en blanco y negro y en color. Hay imágenes de fiestas de San Juan, de Santa Cruz y de tamborradas, de la cabalgata de los Reyes Magos, de los caldereros y de los primeros carnavales que se organizaban en Andoain. Junto a estas imágenes se pueden ver también fotografías de alumos en los centros escolares, estudiando, celebrando fiestas o practicando actividades deportivas, retratos de familias, de cuadrillas de amigos y de trabajadores, inauguraciones, fotos de comuniones y de bodas, de inundaciones y de accidentes ocurridos en la localidad.

La gran mayoría de las fotos, rindicaba Marta Trutxuelo, «está impresa tal cual, para resaltar la propia evolución que ha tenido la fotografía durante tantos años. Solo algunas de las imágenes seleccionadas, algo derioradas o desvaídas, se han retocado», un trabajo encargado a su hermana Maddi Trutxuelo.

En la organización de la exposición, el peso ha recaído en Itxaso Mendiluze, que ha sido quien se ha ocupado de colocar una a una las mil fotografías que pueden verse en las paredes, en los paneles y en los álbumes que se muestran en la exposición, además de diseñar el cartel para anunciar este evento.

Marta Trutxuelo indicaba que esta es una exposición «para ver, para escuchar, para evocar y recordar, para comentar, para tocar, para recorrer... y, sobre todo, para volver y encontrar siempre a alguien o algo nuevo».

Testigos de excepción

La alcaldesa Ana Carrere recordaba en la inauguración la trayectoria profesional de los Truchuelo. Comenzaron trabajando en la empresa Laborde Hermanos, donde dieron sus primeros pasos en el mundo de la fotografía. En 1953, coincidiendo con las inundaciones que anegaron el municipio, decidieron hacer de esta afición su profesión, trabajando como fotógrafos ambulantes en su domicilio familiar. En 1962 abrieron su tienda de fotografía en Kale Nagusia y en 1970 otra más en Villabona. Carrere recordaba que «los hermanos Truchuelo han sido testigos de excepción del devenir de la vida de Andoain y notarios que han levantado acta gráfica de todo ello. durante casi medio siglo».

La archivera municipal Karmele Otaegi aprovechaba la ocasión para reiterar una vez más el agradecimiento a los Truchuelo por su generosidad al donar su fondo fotográfico, «el fruto de toda una vida de trabajo y de trabajo bien hecho», al pueblo de Andoain.

 

Fotos

Vídeos