Dalia Nassar lució el pañuelo lila, símbolo de la lucha feminista

Recepción. Fernando Vaquerizo (Mundubat), la activista Dalia Nassar y la alcaldesa. /  FOTOS UNANUE
Recepción. Fernando Vaquerizo (Mundubat), la activista Dalia Nassar y la alcaldesa. / FOTOS UNANUE

La activista palestina fue recibida el lunes en el salón de plenos del Ayuntamiento | La visita se enmarca en la campaña de Mundubat para denunciar la ocupación de Palestina por parte de Israel

MARIVI OLANO ANDOAIN.

Varsovia, Madrid y Praga y en el País Vasco las localidades de Hernani, Andoain y Bilbao son algunos de los escenarios que han recibido a Dalia Nassar, activista palestina miembro de la organización Union of Palestinian Women Committees y parte de una familia que ha luchado siempre por la defensa de los derechos humanos.

Su visita a Andoain se enmarca dentro de la campaña puesta en marcha por la Fundación Mundubat para denunciar la ocupación de Palestina por el ejército Israel.

La activista fue recibida por una mayoría de mujeres en el salón de plenos del Ayuntamiento. Recibió de manos de la alcaldesa un pañuelo lila y un ramo de flores y por parte de la asamblea de mujeres feministas un cuadro. En su discurso recordó la ocupación de Jerusalen en 1948, que se extendió a nuevas zonas a partir de 1967 y conllevó la demolición de viviendas y el arresto de mujeres feministas y activistas pro derechos humanos en un intento de romper su espíritu de resistencia. «Pero, añadió, las mujeres palestinas somos muy fuertes y no abandonaremos Jerusalen ni tampoco la lucha».

Nassar indicó que actualmente hay 60 presas palestinas en cárceles israelíes. «Una de ellas tiene su cuerpo entero quemado y ha perdido todos los dedos de su mano». Alrededor de un 20% de estas mujeres son niñas y, según explicó, la mayoría con sentencias superiores a 13 años de cárcel, viviendo en situaciones difíciles, en cárceles que no están diferenciadas por sexo, sin poder recibir visitas de sus familiares y sometidas a torturas físicas y, sobre todo, torturas psicológicas.

En el acto de recepción a Nassar se contó también con la asistencia de Fernando Vaquerizo, miembro de Mundubat, quien recordó que esta campaña de visitas de expertos y activistas palestinos por Europa está subvencionada por la Unión Europea y el Gobierno Vasco, y plantea la necesidad de la resistencia palestina a la irrealización de Jerusalén porque, según Naciones Unidas, tiene que ser una ciudad unida y desmilitarizada. «Sin embargo, lleva 50 años ocupada e invadida en un proceso en el que primero se cerca a los palestinos, que suponen el 38% de la población de la ciudad, y poco a poco se encamina a su expulsión, de tal forma que de aquí a 2020 la población palestina en Jerusalén no supere el 30%» señalaba Vaquerizo.

El representante de Mundubat indicó que el punto de finalización de la campaña será el próximo 29 de noviembre, Día internacional de la solidaridad con el pueblo palestino. «Ese día entregaremos en el Parlamento Europeo las firmas que estamos recogiendo por diferentes países europeos para plantear que Europa tiene que dejar de mirar a Palestina y tiene que vigilar más a Israel». Vaquerizo indicó que actualmente han recogido 3.500 firmas de instituciones y particulares, y señaló que quienes quieran firmar esta iniciativa pueden hacerlo en la página de Mundubat (www.mundubat.org) en la campaña 'La Otra Jerusalén'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos