Consternación por la muerte de Joxean Huizi, expresidente urdiña

El expresidente urdiña, en una imagen de mayo de 2017, en las instalaciones de Ubitarte. /  UNANUE
El expresidente urdiña, en una imagen de mayo de 2017, en las instalaciones de Ubitarte. / UNANUE

El club Euskalduna , amigos y conocidos destacaban su carácter entusiasta y su gran labor en el ámbito deportivo

MARIVI OLANO ANDOAIN.

La noticia del repentino fallecimiento de Joxean Huizi Ulanga, expresidente de la Sociedad Euskalduna Andoaindarra de Fútbol, a los 59 años de edad, sacudía ayer por la tarde la localidad. Amigos y conocidos, compañeros de trabajo del Ayuntamiento donde fue tesorero y, sobre todo, la gran familia urdiña se mostraban consternados.

Javier Zatarain, amigo y compañero de fatigas en la directiva urdiña, estaba en estado de shock. Pese a todo, no quiso dejar pasar la oportunidad de dedicarle unas palabras. «En los 29 años que he estado en la directiva del Euskalduna he conocido varios presidentes pero para mí, Josean fue el mejor. El lo sabía, porque en su día se lo dije personalmente», señalaba.

Zatarain añadía que «era una persona tremendamente responsable, su primer objetivo cuando asumió el cargo fue sanear el club y lo consiguió porque cuando se marchó dejó superávit, una situación que jamás se había visto». En toda la historia del Euskalduna fue el que más temporadas se mantuvo al frente, un total de 10, seguido de Josetxo Guruzeaga, que fue presidente durante 9. «Los dos han sido los más queridos por mí y de los que guardo y guardaré un grandísimo recuerdo», recordaba emocionado. Según señalaba, Huizi fue un pilar importante a la hora de encarrilar «la difícil senda del futbol femenino en Andoain y que hoy por hoy sigue vivo». Bajo su mandato el Euskalduna compitió con el mayor número de plantillas de toda la historia. «Tuvo la suerte en los diez años como presidente de contar con una directiva compacta, seria y competente que siguió al pie de la letra las directrices que marcaba, sabiendo escuchar y respetar las opiniones del resto de la junta», indicaba Zatarain.

Salva Parada, actual presidente del club urdiña, subrayaba «la gran pérdida para el deporte y para el pueblo de Andoain» que supone el fallecimiento, «totalmente inesperado», de Huizi.

Un gran trabajador

La alcaldesa Ana Carrere, en representación del Ayuntamiento, mostraba sus condolencias a la familia, en particular a su viuda, Ana Sanz, responsable de Servicios Sociales, y a sus hijos Amaia, trabajadora también del Ayuntamiento, y Jon. Carrere quiso agradecer a Joxean Huizi la ayuda que les ofreció «cuando accedimos al gobierno municipal», y añadió que «era un gran trabajador». La alcaldesa destacaba igualmente su labor en la dirección del Euskalduna. «Trabajando en mejorar el club día a día y en la creación de los equipos femeninos. Su legado es importante. Siempre lo recordaremos con una sonrisa, la misma que nos ofreció él durante años».

Desde el PSE-EE, su portavoz Maider Láinez coincidió en recordarle como una persona muy trabajadora, entusiasta, apasionado y tenaz en su trabajo, «un luchador incansable».

Desde el PNV se recordaba a Huizi como un andoaindarra y euskaldun, «nacido en una familia abertzale y criado en el amor a su pueblo», y se destacaba «su profundo sentimiento político y social que le llevó a ser un trabajador infatigable en el Ayuntamiento, tanto en su aspecto profesional como en el sindical». Políticamente, los jeltzales recordaban que siempre defendió las ideas nacionalistas pero sin el uso de la violencia, mientras que en el aspecto social subrayaban su labor como miembro de la junta directiva de Aita Larramendi Ikastola y, en el mundo deportivo, como directivo del Euskalduna.

Los portavoces Olga Hernández (Ganemos) y Jorge Mourinho (Irabazi) y el concejal no adscrito Alvaro González mostraban sus condolencias a la familia por esta pérdida.

Muy afectado se encontraba también el ex alcalde Estanis Amuchastegui, amigo de Joxean Huizi. «Era un gran amigo, una persona muy querida por mí. Me ayudó en todo lo que pudo cuando asumí el cargo de alcalde. No puedo por menos de estar agradecido porque siempre estuvo dispuesto a echar una mano, no solo con nosotros como políticos sino con el resto de compañeros del Ayuntamiento». Amuchastegui recordaba también el trabajo que realizó como presidente del Euskalduna. «Fue una persona siempre involucrada en el quehacer del pueblo, en todos los aspectos».

El funeral se celebrará mañana, jueves, a las 18.30 horas, en San Martín.

 

Fotos

Vídeos