Ayuntamiento y Elkarbizi invitan a no olvidar el pasado y sus «dramáticas consecuencias»

Día de la Memoria. Participantes en el acto que organizaba ayer a mediodía el grupo comarcal Elkarbizi en memoria de las víctimas del terrorismo. /  FOTOS UNANUE
Día de la Memoria. Participantes en el acto que organizaba ayer a mediodía el grupo comarcal Elkarbizi en memoria de las víctimas del terrorismo. / FOTOS UNANUE

La corporación reitera su voluntad de trabajar y profundizar en una política de memoria en Andoain

MARIVI OLANO ANDOAIN.

El Día de la memoria tuvo ayer en Andoain dos escenarios diferentes. A las 12.00 del mediodía, el salón de plenos de la Casa consistorial acogía la lectura de la declaración institucional de los partidos políticos en la que se invitaba a la ciudadanía «a no olvidar el pasado y las dramáticas consecuencias padecidas por el conjunto de nuestra sociedad y de manera específica por unas víctimas a las que se hace necesario reconocer la injusticia de su dolor y padecimiento». La alcaldesa, encargada de leer esta declaración en euskera y castellano, indicaba que «debemos a las víctimas solidaridad, empatía, verdad, justicia, memoria, reconocimiento y reparación».

Los representantes políticos reiteraban mediante esta declaración su compromiso con una memoria inclusiva que promueva un diálogo y reconocimiento plural y que contribuya a construir la convivencia presente y futura basada en la pluralidad de ideas, principios democráticos y la defensa de los derechos humanos.

La corporación aprovechaba la celebración del Día de la Memoria para rechazar toda forma de violencia y vulneración de derechos humanos, indicando que «la memoria debe promover el reconocimiento, la reparación y la garantía de no repetición a todas las víctimas del terrorismo y violencia política».

La alcaldesa Ana Carrere anunció ayer que la mesa por la convivencia que conforman miembros de todos los partidos con representación municipal lleva más de tres años trabajando «de forma discreta» en el ámbito de la paz y la convivencia para profundizar y alcanzar nuevos consensos para la implementación de políticas municipales en este ámbito. Fruto de este trabajo es el informe 'Hacia una memoria compartida. Andoain. Informe sobre conculcaciones de derechos humanos y acciones violentas ocurridas entre 1956 y 2018', que se dará a conocer el próximo mes de diciembre.

Memoria colectiva incluyente

Carrere reiteró en nombre de la corporación el compromiso y voluntad de continuar trabajando y profundizando una política de memoria en Andoain, «en la que consideramos que hemos dado un gran paso con este informe que presentaremos en diciembre y que resultará una herramienta poderosa para avanzar en el reconocimiento de todo lo sucedido, así como para caminar hacia memorias colectivas incluyentes y compartidas que nos permitan una revisión crítica y autocrítica de lo sucedido, avanzar en el esclarecimiento de hechos no clarificados y en los reconocimientos y reparaciones aún no satisfechos».

La alcaldesa finalizaba señalando que hay que trabajar y profundizar en esta memoria de lo sucedido «para que las generaciones futuras conozcan lo sucedido y aprendan de nuestros errores».

Por su parte, el grupo comarcal Elkarbizi celebró un acto en el parque José Luis López de Lacalle al que asistieron miembros de esta asociación que trabaja en el proceso de reconciliación social, junto a los ex-alcaldes de Andoain Patxi Irigoras, Carlos Sanz y Estanis Amutxastegi, representantes de la corporación municipal del PSE-EE, PNV, Ganemos e Irabazi, exconcejales socialistas y jeltzales, entre otros participantes.

«El pasado de una injusticia»

Mikel Arregi, de Elkarbizi, recordó que sin memoria desaparece el hecho mismo. «La memoria no es una evocación sentimental del pasado, sino lo que hace posible que podamos decir qué se hizo bien o mal, porque gracias a la memoria se hace presente el pasado ausente, sobre todo el pasado de una injusticia». Afirmó que la memoria no soluciona todo pero recordó que es la facultad que tenemos los humanos de hacer presente la injusticia pasada, y añadió que «sin memoria no hay injusticia y sin memoria tampoco hay justicia».

Arregi señalaba en su discurso que «no mantener la memoria de la injusticia nos hace también responsables de lo sucedido de alguna manera», para añadir que «cuanto más se tarda en reparar el mal, más cuesta la reparación». Para finalizar, pidió a los asistentes al acto que no olviden la idea que tantas veces se ha escuchado de que los pueblos que olvidan su pasado tienden a repetirlo.

En el acto se contó con la participación de Blanca Villafañe, hija del sargento de la Guardia civil Juvenal Villafañe, asesinado por ETA, y de Alain, hijo de José Luis López de Lacalle, asesinado por la banda terrorista. Ambos fueron los encargados de depositar una ramo de flores blancas ante la escultura en memoria de las víctimas del terrorismo, diseñada por el artista Gotzon Etxeberria, presente en el acto. Tras la ofrenda floral se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas.

Presos de Nanclares

En el marco de las actividades que lleva a cabo Elkarbizi en pro de la reconciliación social, el próximo día 17 de noviembre organizará, conjuntamente con el colectivo MPpU de Euskadi, el curso 'Presos de Nanclares, reinserción social al servicio de la reconciliación'. El curso se impartirá a las 11.00 de la mañana en la Casa Urigain y contará con la participación del periodista Humberto Unzueta, autor del libro 'Nanclares vis a vis' y con el exmiembro de ETA, Joseba Urrusolo Sistiaga, que ha formado parte del grupo de presos de Nanclares.

El objetivo del curso es dar a conocer la trayectoria que han seguido los presos críticos con la estrategia de ETA y poder valorar lo que aportan los procesos de reinserción social a la búsqueda de una reconciliación social. Para participar habrá que inscribirse a través del correo electrónico ganboiturri@gmail.com. El plazo para apuntarse finalizará este próximo jueves, día 15. La inscripción es gratuita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos