La Agenda21 Escolar debate sobre la gestión de los residuos en Andoain

Pleno. El alumnado de los centros escolares expuso a representantes de la Corporación su análisis de la gestión de residuos. / UNANUE
Pleno. El alumnado de los centros escolares expuso a representantes de la Corporación su análisis de la gestión de residuos. / UNANUE

El alumnado del Instituto Leizarán, de Ondarreta, La Salle Berrozpe e Ikastola presentó ayer en el Ayuntamiento sus conclusiones, propuestas y compromisos

MARIVI OLANO ANDOAIN.

El alumnado de Enseñanza Primaria, Secundaria Obligatoria y Bachilleratos de los centros escolares de la localidad (Instituto Leizarán, Ondarreta Ikastetxea, La Salle Berrozpe y Aita Larramendi Ikastola) fue protagonista ayer en el pleno especial que se organizaba para conocer el trabajo que durante este curso se ha realizado para analizar la gestión de los residuos en casa, en las calles y en los comercios de la localidad, junto con el comportamiento de la ciudadanía a la hora de reciclar.

Actividades diferentes durante el curso escolar y un foro que se celebraba el pasado martes en Urigain Etxea han sido la base del informe sobre los residuos que presentaban, un informe que, entre otras cuestiones, recoge las propuestas y compromisos de los alumnos.

En el ámbito particular, los escolares indican que es necesario producir menos basura porque «el mejor residuo es el que no se genera». Dicen que la mayor parte de los residuos van a la basura en lugar de reutilizarse, y añaden que la mayoría de la ciudadanía clasifica adecuadamente la basura, aunque todavía hay dudas sobre dónde deben depositarse algunos residuos, principalmente cuando se trata de plásticos o de orgánico.

A nivel de calle, indican que hay zonas como Zumea plaza o Bazkardo en las que no hay contenedores para recoger todos los tipos de residuos (ropa, aceite o pilas), y señalan que los contenedores actuales no son cómodos de utilizar por parte de niños, jóvenes, personas de edad o con problemas de movilidad, por su altura y la dificultad para abrirlos. Constatan, por otra parte, que se acumula basura fuera de los contenedores por la mala práctica de dejar las bolsas en el suelo, muchas veces porque no se cuenta con la tarjeta a mano, porque los contenedores están llenos, porque las bolsas no entran o porque, en el caso de electrodomésticos y muebles, no se sabe el día en que deben depositarse.

En su informe incluyen la necesidad de instalar más papeleras en las calles que cuenten con clasificadores para los distintos tipos de residuos, e indican que este último tipo de clasificadores no se encuentra en zonas como la plaza Juanita Alkain, los parques de Ondarreta y López de Lacalle o el paseo Txistoki. Mencionan también que son muchos los dueños de perros que no recogen los excrementos de sus mascostas.

Los compromisos que plantean asumir son, entre otros, no echar basura a las calles o recoger los residuos que otros dejen en el suelo, clasificar mejor la basura y ayudar a nivel familiar a enseñar cómo se debe reciclar. Se apuntan a participar en campañas de limpieza de basura en zonas verdes y en las orillas de los ríos, y también a ayudar a los niños y a personas de edad a depositar la basura en los contenedores.

Algunas propuestas

El informe de la Agenda21 Escolar recoge también algunas propuestas para el Ayuntamiento. Piden que se limpien los chicles del suelo, que se pongan multas a quienes echan basura en las calles y solicitan que se repartan bolsas para recogida de los excrementos de los animales y para las colillas de los cigarros.

También reclaman que los contenedores sean más bajos, que tengan la boca más grande, que no estén situados junto a las carreteras, que el dispositivo para pasar la tarjeta de apertura se sitúe a una altura menor o que el tiempo de apertura sea mayor.