Empresarios de Rekalde denuncian su situación tras la caída de un muro

Aspecto del derrumbe del muro que afectó a vehículos que reparaban el mismo en Rekalde. /
Aspecto del derrumbe del muro que afectó a vehículos que reparaban el mismo en Rekalde.

Desde hace días no se permite el acceso a varias empresas con lo que se agrava más la situación

TXEMA VALLÉS

La semana pasada se produjo un siniestro grave en el polígono industrial de Rekalde, concretamente en la trasera del edificio Irubide, al derrumbarse 50 metros de un muro de contención, que en ese momento estaba siendo reparado. Lo único positivo del mismo fue que no pilló a nadie -unos minutos antes se encontraban trabajando en la obra, cinco operarios-, pero sí ha traído consecuencias. Desde ese momento los empleados de varias empresas ubicadas en la zona baja del edificio se han visto afectados, ya que se les ha cortado el camino de acceso a sus talleres y, los que han podido, han tenido que trasladar sus dependencias a otras naves, con el perjuicio que esta situación les ha provocado.

Representantes de las empresas afectadas se han reunido esta semana para «denunciar» la situación que atraviesan. Principalmente las empresas afectadas son: Aristegi Ezeiza, S.L., Lanur, S.L., Construcciones José Urraca, S.A., Cial. Hostelera del Norte, Limpiezas Faiso, Loraetxe y Sitec Soluciones Integrales.

Según uno de sus portavoces el muro «sufría unos desplomes desde hacía un tiempo, que achacábamos a las obras de construcción del segundo cinturón». Acto seguido nos comentó los pasos dados. «Encargamos unos informes geotécnicos a unos técnicos competentes y daban la posibilidad de que estos desplomes podían haber ocasionado las obras de Bidegi en el segundo cinturón. Vista la situación pusimos en conocimiento de Bidegi el problema, pensando que podían tener ellos cierta responsabilidad de lo acontecido. Nos remitieron que iban a hacer un informe. Ese informe nos lo entregan el pasado mes de diciembre, después de varios meses de espera. En este intervalo acudimos al Ayuntamiento de Lasarte-Oria a pedir amparo, ya que nosotros pagamos nuestros impuestos en esta localidad. Le apuntamos que dicha infraestructura que pasaba por Lasarte-Oria y es pública nos estaba haciendo daño».

Pues, al parecer, tras la solicitud de estos empresarios, los acontecimientos siguieron -según éstos-, de la siguiente manera. «A los días tuvimos una carta que decía que teníamos que reparar el muro sí o sí. Entonces decidimos ponernos en marcha a reparar el mismo con empresas especializadas en la materia. En enero llegó el informe de Bidegi por el cual se lavan las manos, pero reconocen que la parte de las obras de ejecución del segundo cinturón pudieron afectar a la resistencia del muro. Y por tanto dejan esa puerta abierta a la duda».

Por otro lado muestran su malestar con el Ayuntamiento, apuntando que «sólo le ha preocupado presentar la documentación para obtener licencia y por tanto recaudar por tasas. Esa exigencia fue sólo hace semana y pico. Acudimos una representación de las empresas de edificio Irubide, con el presidente, para decirle al alcalde que nos parecía un poco exagerado. Insistió que teníamos que presentar, para pagar las tasas de la licencia de obras, por la reparación de un muro que entendemos que no es nuestro. Lo que demuestra que el amparo del Ayuntamiento ha sido nulo. Tras el derribo del muro se nos ha cerrado el acceso a algunas empresas, lo que ha agravado la situación. Muchos no podemos acceder a nuestra maquinaria para producir y exigimos que nos den una solución».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos