Visita de Markel Olano a varios centros de formación y empresas

Olano, Mendoza e Izagirre, con los gestores de la empresa Mendiola./
Olano, Mendoza e Izagirre, con los gestores de la empresa Mendiola.

Apostó por la cualificación profesional del trabajador para reactivar la economía

M.O.

El candidato de EAJ-PNV a la Diputación de Gipuzkoa, Markel Olano, realizó ayer una visita a la localidad para conocer de primera mano la realidad de Andoain y sus habitantes.

Olano, de la mano de la concejal jeltzale y candidata a la alcaldía andoaindarra Mari Jose Izagirre y de la candidata a Juntas, Eider Mendoza, visitó las empresas Mendiola y Mendi, el centro de Formación Profesional de La Salle Berrozpe y la sidrería Gaztañaga, y mantuvo una reunión con representantes de la asociación de comerciantes y hosteleros Salkin.

Tras la visita, explicó que tanto Andoain como Gipuzkoa están sumergidas en una revolución industrial en la que los empleados cualificados jugarán un papel fundamental. «Esta transformación, señalaba, va a requerir de personas altamente cualificadas, suficientemente especializadas, capaces de liderar y dominar el entorno en el que se desarrollará la industria del futuro». Según explicó, la industria guipuzcoana requerirá de personal cualificado para alcanzar este objetivo, y destacó que los centros de formación «tendrán una importancia muy relevante por la formación especializada que imparten a sus alumnos y el valor añadido que reportan a estos jóvenes para su incorporación laboral».

En el programa de la jornada, el candidato jeltzale incluyó también una reunión con representantes de la asociación Salkin y una visita a la sidrería Gaztañaga con objeto de conocer en profundidad la realidad y necesidades tanto de los productores de sidras locales como de los comerciantes y hosteleros de la localidad.

Olano completaba su paso por Andoain con un recorrido por las instalaciones deportivas de Ubitarte y una visita a la casa Karmentxonea de la calle Mayor, un edificio que está siendo restaurado por sus actuales propietarios y cuyo origen data del siglo XIV, tal y como se ha podido comprobar mediante los restos hallados en el lugar. «Han sido unas visitas muy interesantes porque nos han permitido conocer mejor la realidad de Andoain y los andoaindarras. Ha sido una jornada muy completa», concluía Olano.