LIMPIANDO NUESTRA BAHÍA

Primer encuentro. Cerca de 150 personas se reunieron en Hendaia para participar en una gran recogida de basura por la costa de la localidad. /  FOTOS SAFI
Primer encuentro. Cerca de 150 personas se reunieron en Hendaia para participar en una gran recogida de basura por la costa de la localidad. / FOTOS SAFI

Cerca de 150 personas se reunieron en Hendaia para recoger durante una mañana la basura acumulada en la costa |

ANIA M. SEISDEDOS

A Rober Serna, Gorka Alcantarilla y Laida Rodríguez les unen muchas cosas, pero es el amor que sienten por la naturaleza su conexión más fuerte. Surfistas y amantes de la vida al aire libre, los tres sufren debido a la suciedad de nuestras costas y montes. Por este motivo, es habitual encontrarles recogiendo basura en las playas, calas y caminos de nuestra comarca.

De hecho, hubo una temporada en la que, al tener más tiempo libre, Rober aprovechó para ir cada día a la playa de Hendaia a limpiar este espacio de plásticos y otros residuos. «En tan solo veinte minutos llenaba una bolsa grande», asegura. Pasadas unas semanas, y viendo que la historia se repetía a diario, Rober decidió compartir esta preocupante situación en las redes sociales. Creó para ello la cuenta de Instagram y Facebook @Recicla_berziklatu. En ella cuelga desde entonces lo que encuentra en sus limpiezas, así como fotografías que otros usuarios le envían mostrando la misma problemática: nuestro entorno está lleno de plásticos y de basura que afectan a la flora y la fauna y, por supuesto, también a nosotros mismos.

Porque, en contra de lo que mucha gente cree, la llegada del plástico a nuestros océanos también afecta a los seres humanos. Existen estudios que demuestran que este material entra en nuestra cadena alimenticia por medio de los animales que ingieren partículas del mismo, lo que afecta de forma nociva a nuestra salud.

Respecto a la flora y la fauna, existen tantísimas consecuencias derivadas de la basura que acaba en el medio ambiente que es imposible citarlas todas. Pero sirvan algunos ejemplos, como los animales que quedan atrapados en redes y otros tipos de materiales, las ballenas que en los últimos tiempos han aparecido muertas en las costas con toneladas de plástico en sus estómagos o los enormes vertederos que se crean en los hábitats naturales de muchos animales.

Ante esta situación, Rober, Gorka y Laida llevan mucho tiempo tratando de limpiar nuestro entorno. Pero los tres tenían ganas de hacer algo más, por lo que decidieron unirse para organizar una quedada en la que un gran número de personas dedicara una mañana a recoger basura en nuestra costa.

Pasado apenas un mes desde que surgiera la idea, se celebró en la playa de la Bahía de Txingudi este primer encuentro en el que Rober, Laida y Gorka lograron reunir a 150 personas. Entre ellas se encontraban Ana Real, Elisabeth Vergara, Jessica San Miguel, Alberto Saseta, Leire Valverde y las hermanas Escalante -Juncal, Sara y Marina-.

También Borja Ganzarain, Raquel Herrero, Alba Aranguren, Roberto Checa, Jorge Cáceres, Alain Serna, Mikel Muñoz, Ismael Urrutia, Tomás Villar y Garbiñe Arrieta.

La jornada comenzó con una charla a cargo de Idoia Berridi, que recalcó la importancia de las 3Rs: reciclar, reducir y reutilizar. «Sobre todo las dos últimas. Generamos muchísimos residuos plásticos a diario y es lo que hay que intentar disminuir. Para ello es muy importante reutilizar y buscar alternativas al uso de este material, como comprar los alimentos a granel en bolsas de tela o no adquirir productos que vengan plastificados».

Las personas allí reunidas se dividieron después en varios grupos que fueron destinados a distintos puntos de la bahía, así como a la playa de Hendaia. Tras un buen rato limpiando y recogiendo residuos, los participantes volvieron al punto de encuentro, donde depositaron las bolsas que habían llenado y cuyo contenido separaron durante los dos días siguientes Rober, Gorka y Laida: vidrio, plástico, papel y cartón, cuerdas, etc. Finalmente llenaron un remolque que llevaron al Garbigune.

«Estamos muy contentos con el resultado del encuentro y con lo mucho que se involucró la gente. Entre la basura recopilada hemos encontrado de todo: bastoncillos para limpiar los oídos, toallitas, botellas de plástico y vidrio, preservativos, compresas y mucho más».

Ante la pregunta de si volverán a organizar este tipo de quedadas, los tres aseguran que sí. No obstante, realizan un llamamiento a que la gente limpie de forma habitual nuestro entorno, sin tener que esperar a que se celebre el próximo encuentro, así como a cambiar hábitos en su vida para reducir al mínimo el uso del plástico, ya que de esta forma puede que, entre todos, logremos paliar esta enorme problemática de catastróficas consecuencias.