La velocidad media se reduce a 27 km/hora

La calle Anaka es uno de los puntos donde la velocidad media sigue siendo superior al límite./F. DE LA HERA
La calle Anaka es uno de los puntos donde la velocidad media sigue siendo superior al límite. / F. DE LA HERA

La delegada de Movilidad define como «muy positivos» los datos referentes al Irun 30 de los dos últimos años

JOANA OCHOTECOIRUN.

Casi cinco años después de la entrada en vigor del límite de 30 km/hora en Irun, la velocidad media en la ciudad se ha reducido hasta los 27,2 km/hora. Cuando la limitación se extendió a prácticamente todas las vías del municipio, en verano de 2013, la velocidad media era de 30,88 km/hora.

La delegada de Movilidad, Cristina Laborda, ha dado a conocer los datos del Irun 30 obtenidos fruto de un estudio que ha controlado la velocidad de alrededor de un millón de vehículos. El análisis efectuado actualiza los datos de 2015, y arroja un resultado que la delegada definió como «muy positivo. Hablamos de datos muy completos que nos sirven para dar una imagen real del tráfico en la ciudad» y que, comparándolos con los de años anteriores, permiten comprobar la evolución. «Ya en 2015, estábamos en una velocidad media de 30 km/hora, por lo que se cumplía la limitación. En 2017», teniendo en cuenta que la media se ha reducido en casi 3 km/hora, «podemos decir que aprobamos con nota el Irun 30».

Velocidad media
2013/14
30,88 km/hora
2015
30,38 km/hora
2016
29 km/hora
2017
27,20 km/hora
Vehículos que superan los 30 km/hora
2013/14
47,5%
2015
51,5%
2016
40,16%
2017
37,8%
Vehículos que superan los 40 km/hora
2013/14
18,3%
2015
18%
2016
14,32%
2017
10,6%
Vehículos que superan los 50 km/hora
2013/14
4,2%
2015
3,5%
2016
3,35%
2017
1,94%
Accidentes en viales 30
2013
261
2014
267
2015
213
2016
145
2017
158
Heridos en atropellos en viales 30
2013
28 leves
2014
25 leves
2015
24 leves y 1 grave
2016
21 leves y 3 graves
2017
29 leves y 4 graves
Calles con más accidentes en 2017

Calles 'conflictivas'

Cristina Laborda destacó «otro detalle importante: no sólo tenemos una ciudad más amable y con un tráfico calmado, sino que además, no se superan ciertos límites. Uno de los motivos fundamentales por los que se implantó el Irun 30 fue para ganar en seguridad vial. A 50 km/hora un atropello es mortal, a 30 no lo es». En 2015, un 3,5% de las velocidades registradas era superior a 50 km/hora, mientras que el año pasado la cifra se redujo al 1,9%, «un porcentaje residual. Paulatinamente, el número de vehículos que superan velocidades de 40 o 50 km/hora ha ido bajando».

Pese a tener un panorama en general «positivo», la delegada explicó que «tenemos detectadas una serie de calles concretas donde la limitación de 30 km/hora no se está cumpliendo». Los lugares en cuestión son «el canal de Artia, Meaka, las avenidas Elizatxo y Navarra, la calle Anaka y el paseo de Colón en sentido hacia el Ayuntamiento». En estas vías «estamos superando las medias que nos marcamos». Por ejemplo, en las avenidas Elitzatxo y Navarra la velocidad media en 2017 fue de 37 km/hora, y en la calle Anaka, de 36 km/hora.

En el anterior estudio de 2015 ya se habían detectado algunas calles en las que el grado de incumplimiento de la limitación de velocidad era mayor: ocurría, por ejemplo, en Darío de Regoyos y la avenida Euskal Herria, pero «hemos conseguido controlar la velocidad en estos puntos». En otras vías, no obstante, aún no se ha logrado; a pesar de que «hemos tomado una serie de medidas como colocar reductores de velocidad, elevar pasos peatonales, instalar paneles que informan al conductor a qué velocidad está circulando...». Cristina Laborda aseguró que «se seguirá trabajando» para reducir la velocidad media en esas calles 'conflictivas'.

Bajar la siniestralidad

La delegada subrayó ese objetivo de «mejorar la seguridad» que lleva aparejado el Irun 30, lo que conlleva «bajar la siniestralidad. Eso permite que tanto los peatones como quienes circulan en bicicleta se sientan más seguros». En 2013 se produjeron 261 accidentes en viales 30, mientras que el año pasado fueron 158. De estos últimos, 75 fueron accidentes sin heridos. En cuanto a los heridos en atropellos, en 2013 fueron 28; cifra que se redujo a 25 en 2014, otros 25 en 2015 y 24 en 2016. El año pasado, no osbtante, se registró un aumento en el número de heridos en atropellos, con un total de 33, cuatro de ellos graves.

Las calles en las que se han producido más accidentes son «el paseo de Colón y las avenidas Elizatxo y Navarra: coinciden con aquellos lugares en los que mayores velocidades hay», afirmó Cristina Laborda. Por ello, el área de Movilidad va a estudiar «qué medidas podemos tomar para eliminar esas velocidades elevadas. Los datos demuestran año tras año que, a menor velocidad, menor tasa de accidentes», subrayó la delegada.

Todos los datos de este último estudio se presentaron hace unas semanas a la Mesa de Movilidad, en la que participan los grupos políticos de la Corporación y asociaciones locales. Cristina Laborda señaló que próximamente se convocará una nueva sesión en la que se profundizará en «una reflexión conjunta para ver qué otras acciones podemos poner en marcha», con el objetivo de lograr reducir la velocidad media en las vías en las que mayor número de incumplimientos de la limitación se han detectado.

 

Fotos

Vídeos