Última oportunidad en Gal

Los unionistas necesitan acabar el partido de hoy celebrando la victoria para evitar la promoción de descenso.
/LUSA
Los unionistas necesitan acabar el partido de hoy celebrando la victoria para evitar la promoción de descenso. / LUSA

Alberto Iturralde confiesa que «tenemos que ser valientes porque jugamos en casa y nos estamos jugando mucho» El Real Unión recibe al Vitoria con la permanencia en juego (16.00, ETB)

O.T. IRUN.

El titular suena a lo que es. La de hoy puede ser la última oportunidad del Real Unión para evitar el puesto de promoción de descenso. Y es que hay una combinación que les condenaría, a dos jornadas de acabar el campeonato, a disputar ese duelo a ida y vuelta para conseguir la salvación. Si los irundarras pierden y el Izarra y el Arenas ganan, los unionistas no podrán lograr la permanencia en la fase regular y tocará jugar el play-out. Un drama.

Por ello, el duelo de esta tarde en el Stadium Gal a partir de las cuatro contra el Vitoria es de una importancia capital. Hay que ganar o ganar. Sumar los tres puntos que se van a poner en juego. No vale otra cosa. El tiempo se agota y la diferencia con los de arriba es lo suficientemente sustancial como para no permitir más errores a los de Irun.

Y es que el Real Unión, con solo nueve puntos más en juego, está en el puesto de promoción con 38. El descenso directo está lejos, a cinco puntos, pero la permanencia, que la marcan el Izarra y el Arenas, a tres más el golaveraje. Es decir, a más de un partido cuando solo quedan tres por jugarse.

El Vitoria, por su parte, está casi descendido, ya que se encuentra a siete puntos de los unionistas. Si hoy no gana, dirá adiós a la categoría, por lo que el partido en Gal es para los gasteiztarras el último clavo al que agarrarse. Si ganan, seguirán con alguna opción.

La entrada a Gal, como en las últimas jornadas, será gratuita. Hasta el Bidasoa, que iba a jugar hoy a las cinco, ha cambiado su horario para ayudar al Real Unión. El equipo necesita toda la ayuda del mundo. Se lo juega todo.

«Dominar los nervios»

Alberto Iturralde comentó en la rueda de prensa que ofreció ayer que «ha sido una semana difícil. Después de dos victorias pensábamos que el partido ante el Calahorra nos iba a reforzar en la clasificación, pero sufrimos un revés. El paso de los días sí ha permitido ir olvidando lo que sucedió para poder pensar en el encuentro contra el Vitoria, en el que tenemos que hacer un buen partido y conseguir un buen resultado».

Del tipo de duelo que espera explicó que «el que piense que el Vitoria va a venir de excursión está muy equivocado. Todavía no están descendidos y nos pueden complicar la vida. Sabemos lo que nos jugamos y no podemos decir que es un partido trampa. Tenemos que ser capaces de dominar los nervios, que en algunos momentos nos ha reducido el rendimiento. Tenemos que ser valientes porque jugamos en casa y nos estamos jugando la permanencia en la categoría».

Siete bajas

Y lo peor es que el entrenador no podrá contar con siete jugadores del primer equipo. Cinco de ellos están lesionados: Capelete, Urkizu, Garcés, Sanz y Lizarraga; y dos sancionados: Ekhi por acumulación y Etxabeguren tras ser expulsado en la última jornada.