Un torneo como los de antes

Los jugadores del Alavés celebran la victoria conseguida en el Ciudad de Irun, durante el fin de semana en San José Obrero. /  FOTOS: F. PORTU
Los jugadores del Alavés celebran la victoria conseguida en el Ciudad de Irun, durante el fin de semana en San José Obrero. / FOTOS: F. PORTU

La XXXVIII edición del Ciudad de Irun, organizado por el Dunboa-Eguzki, recuperó la esencia de este campeonato y tuvo al Alavés como campeón | Los gasteiztarras se impusieron al Peloteros en una final que se tuvo que resolver en la tanda de penatlis

O. T. IRUN.

No es fácil organizar un torneo de estas características, pero el Dunboa-Eguzki lo ha conseguido. El trabajo de la directiva ha dado sus frutos y esta Semana Santa se ha recuperado el Torneo Internacional Ciudad de Irun con toda la esencia que lo hizo grande. Se ha disputado en categoría cadete, con ocho equipos -uno de ellos alemán- y con un formato que recuerda a los torneos de antes.

Los organizadores no pueden estar más que satisfechos por cómo salieron las cosas y trabajan ya para que la próxima edición sea, por lo menos, igual de buena, pero también se congratulan por la fiesta futbolera que se vivió durante tres días en San José Obrero.

El viernes y el sábado se disputó la fase de grupos, con los ocho equipos repartidos en dos, y para el domingo quedaron los partidos en los que se determinaron los puestos, entre ellos, la gran final que enfrentó al Alavés y al Peloteros de Sevilla.

Los andaluces llegaron a la final tras haber quedado primeros del grupo A, en el que le ganaron al Dunboa-Eguzki y a la Txantrea y empataron contra la Real. El Alavés, por su parte, se impuso al Athletic y al Ostallgäu Nord alemán y empató ante el Kostkas.

Gran ambiente

El domingo llegó el momento de la final, con gran ambiente en las gradas. El Peloteros empezó con fuerza y puso tierra de por medio con el 2-0. Con este resultado se alcanzó el tramo final del partido, pero un Alavés mucho más entero en lo físico consiguió empatar en los últimos minutos y llevó la final a la tanda de penaltis. Los vitorianos estuvieron más acertados desde los once metros y se llevaron el triunfo.

Clasificación final: Alavés, Peloteros, Kostkas, Real Sociedad, Athletic, Txantrea, Ostallgäu Nord y Dunboa-Eguzki.