Una tarde de bandera en Artaleku

Aldaba y Salinas celebran un gol en Artaleku.
/FOTOS: F. DE LA HERA
Aldaba y Salinas celebran un gol en Artaleku. / FOTOS: F. DE LA HERA

El homenaje a la Ama Guadalupekoa y la insignia de oro a Barreto y Etxaburu redondearon una jornada perfecta El Bidasoa-Irun se impuso al Granollers y sigue en la zona alta de la clasificación

BORJA OLAZABAL IRUN.

Todo salió a la perfección a los ojos del mundo. El Bidasoa- Granollers del domingo fue el partido de la jornada de la Liga Asobal. Así lo calificó la propia competición y el canal televisivo GOL, que retransmitió en directo el duelo. El club tenía preparado un acto para la previa del choque, el homenaje a la Ama Guadalupekoa por la consecución de la bandera de La Concha, y otro para el tiempo de descanso, la entrega de la insignia de oro a Aitor Etxaburu y Javier Barreto. Solo faltaba que el equipo cerrara la matinal de Artaleku con victoria ante uno de los bloques más potentes de la categoría y también lo hizo.

El paquete deportivo-festivo fue tan bueno, que la emisión ha sido la más vista de lo que llevamos de temporada en Gol (en lo que a partidos de la Asobal se refiere) con más de 70.000 televidentes.

Artaleku volvió a estar espectacular. La afición bidasotarra dibujó un escenario perfecto para que el Bidasoa-Irun consiguiera su tercera victoria del curso en cinco jornadas. Lo que supone un pabellón lleno y una hinchada entregada lo explicó el exbidasotarra Borja Lancina al término del partido: «Cada gol que nos metían era como si hubieran metido tres».

Victoria trabajada

El triunfo contra el Granollers, como dice el 28-27 con el que acabó el choque, no fue un paseo de rosas. Los bidasotarras se tuvieron que trabajar la victoria desde el principio hasta el final. El equipo estuvo sensacional en lo deportivo y también en lo psicológico, ya que no se descentró a pesar de ir por detrás en el marcador durante muchos minutos.

Jacobo Cuétara tiene claro que «sumamos dos puntos contra un grandísimo rival, contra un equipo que es favorito para entrar en Europa. Estamos muy fuertes y es muy importante que estemos sacando estos partidos que son tan complicados».

El entrenador reconoce que «no estuvimos bien en algunos detalles en la primera parte en defensa y en la segunda ajustamos mejor, pero también hay que entender que el Granollers es un equipo muy potente. Y estuvimos bien en lo que se refiere al control del partido en ataque. Tuvimos pausa, continuidad y pudimos encontrar buenas soluciones».

En el mismo sentido habla el central bidasotarra Jon Azkue. «Empezamos con algunas dudas, incluso fuera del partido, pero luego, poco a poco, fuimos metiéndonos. En la segunda parte tuvimos más control, llegamos por delante a los minutos finales y pudimos completar la remontada. Lo más importante es que en los momentos calientes pudimos tener el control. Fue vital jugar a lo que sabemos y no perder balones, porque cinco minutos se pueden hacer muy largos».

Semana de tres partidos

Con la victoria ante el Granollers, el Bidasoa-Irun ha llegado a los siete puntos después de haber ganado tres partidos (Anaitasuna, Ademar y Granollers), empatado uno (Atl. Valladolid) y perdido otro (Barça).

La clasificación de la Liga Asobal la lidera el Barça con diez puntos y por detrás hay un grupo de cinco equipos con siete. Además de los de Irun, el Atlético Valladolid, el Benidorm, el Logroño y el Huesca.

Lo que tiene ahora por delante el cuadro entrenado por Jacobo Cuétara es una semana con tres partidos en la que deberá afrontar dos choques ligueros y la Copa del Rey. En liga el Bidasoa visitará al Cangas y recibirá al Teucro y en Copa jugará en Ciudad Real.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos