Un sueño muy real

El presidente Gurutz Aginagalde desea suerte al entrenador Jacobo Cuétara antes del viaje. / F. DE LA HERA
El presidente Gurutz Aginagalde desea suerte al entrenador Jacobo Cuétara antes del viaje. / F. DE LA HERA

El Bidasoa-Irun afronta desde hoy la Copa del Rey como uno de los favoritos para llegar a la final y clasificarse para competir en Europa

O.T. IRUN.

Hacía mucho tiempo que el Bidasoa-Irun no se encontraba tan cerca de sus sueños. Sueños que se pueden hacer realidad. Hoy empieza la final a ocho de la Copa del Rey en Alicante y el irundarra es uno de los ocho equipos clasificados. No solo eso. En el sorteo de los cruces, los de Irun quedaron encuadrados en el lado del cuadro en el que no está el Barça, por lo que llegar a la final se ha convertido en una opción factible.

No será fácil porque los rivales a los que tendrá que hacer frente son de armas tomar, empezando por el Cuenca, el rival de hoy (18.30, ETB), pero es que estar en el lado de los blaugrana te anula cualquier opción. En una hipotética semifinal, los de amarillo se medirían al Ademar o al Granollers. ¿Y qué pasa si el Bidasoa llega a la final? Pues que si el rival es el Barça, que es el máximo favorito, los irundarras conseguirán plaza directa para competir en Europa la próxima campaña.

El Bidasoa no juega en Europa desde el año 2007, el mismo en el que descendió a la División de Honor 'B'. En estos largos doce años los de Irun no han estado ni cerca de volver a la competición continental, pero esta temporada lo tienen al alcance de la mano.

La final a ocho de la Copa del Rey le va a dar a los hombres entrenados por Jacobo Cuétara la opción de clasificarse ganando solo dos partidos. Es la vía rápida, pero no la única. El Bidasoa también está cerca de conseguirlo a través del campeonato liguero, donde es segundo a falta de seis jornadas. Todavía es un sueño, pero que el Bidasoa vuelva a Europa se está convirtiendo en un sueño muy real.

«Vamos a por ello»

Iker Serrano es el capitán del equipo y tiene claro que «estar en la final a ocho me dice muchas cosas. El primer año fuimos a la Copa y también estábamos a dos partidos de Europa, pero nos pusieron en nuestro sitio. Este año vamos más preparados, somos más competitivos y mentalmente estamos mejor. Vamos a por ello. Si podemos clasificarnos para Europa antes que en liga, eso que nos llevamos. En una y otra competición vamos a por todas».

La ilusión es grande, pero advierte que «Cuenca es un equipazo. En la primera vuelta fue una sorpresa que no estuvieran a tanto nivel, pero ahora está demostrando su potencial. Tiene una primera línea muy potente y un gran portero que para mucho».

«Tenemos ambición»

El entrenador Jacobo Cuétara, por su parte, cuenta que «estamos con mucha ilusión y vamos a competir con toda la ambición. Estamos con confianza por los resultados que hemos cosechado en liga y por lo que dice la clasificación. Además, vamos a jugar sin ningún tipo de presión porque al ir muy bien en liga, no tenemos tanta necesidad por esa plaza europea que se reparte. Cosa que sí les va a pasar a otros equipos. Lo que tenemos claro es que nos hemos ganado el derecho a disfrutar».

Además, añade que «desde fuera nos ven como favoritos porque vamos segundos, pero la dificultad va a ser máxima. Lo que tengo claro es que si no ganamos el primer partido no va a haber nada más, así que nos vamos a centrar en eso».

Más