«La salvación es lo primero, después nos pondremos otras metas»

Aritz Borda vuelve más de una década después. /  F. DE LA HERA
Aritz Borda vuelve más de una década después. / F. DE LA HERA

Aritz Borda se ha convertido en la sexta incorporación unionista |

E.P.IRUN.

El Real Unión ya tiene el central experimentado que buscaba. Aritz Borda (Lasarte, 1985) se ha convertido en el sexto refuerzo del conjunto de Alberto Iturralde, que había reconocido en las semanas previas su deseo de incorporar un jugador con una trayectoria importante al centro de la zaga.

Tras dos buenos años en el Burgos, donde disputó 62 partidos, el nuevo jugador txuribeltz reconoce que «tenía ganas de volver cerca de casa. Es un club que me trató muy bien. Me encuentro bien físicamente y voy a intentar aportar todo lo que sé y he aprendido durante mi carrera».

Tras completar las primeras sesiones con la plantilla esta semana, el central asegura que «me han acogido con los brazos abiertos. He visto un grupo majo y ahora mismo nos encontramos poniendo los cimientos para construir una buena casa».

Preguntado por los objetivos que se marca para el próximo curso, Aritz Borda no se olvida de dónde viene el Real Unión. «Con la temporada difícil que vivimos el año pasado, tenemos que ir poco a poco. Me plantearía como primer objetivo llegar a esos puntos que te dan la salvación y cuando se consigan, ya nos pondremos otra meta».

Segunda aventura en Irun

Será la segunda aventura de Borda en Irun, donde ya militó en la temporada 2007-2008 junto a hombres como Berruet, Romo o Goikoetxea, que el año siguiente firmaron aquella temporada inolvidable con el ascenso y la participación en la Copa del Rey.

«La recuerdo con mucha ilusión», cuenta el defensor. «Era la primera vez que salía de la Real, del punto de confort de Zubieta, y me acuerdo mucho de aquel equipo, de la gente, de las amistades, que es parte de lo que te deja el mundo del fútbol». Aquella plantilla llegó con posibilidades de meterse en puestos de play-off a la última jornada. Fue el primer año con Iñaki Alonso de entrenador. El Unión cumplió ganando en Sestao pero la victoria a domicilio del Barakaldo ante la Ponferradina privó a los irundarras de jugar la fase de ascenso.

Más de una década después, el lasartearra vuelve al Stadium Gal habiéndose ganado el calificativo de trotamundos del fútbol. Tras aquel paso por el Real Unión, el central vivió experiencias más o menos cercanas como las del Bilbao Athletic, Mirandés, Recreativo de Huelva o Alavés, y otras más exóticas en el Apoel, el Muanghthong, el Rapid Bucuresti o el Western Sidney.

Su primera experiencia en el extranjero fue Chipre, «una buena oportunidad» que le surgió tras su paso por el Recreativo. «Tuve dudas sobre si salir o no pero creo que hice bien. Jugué competiciones importantes y estuve muy cómodo». Después llegó Rumania, Bucarest, un destino que «le sorprendió para bien. Disfruté mucho de una gran ciudad».

El periplo continuó en Tailandia, «un país que me marcó culturalmente. Tengo el recuerdo de la dificultad que suponía jugar allí al fútbol por la humedad». La particular vuelta al mundo de Aritz finalizó en Australia, Sidney, «en la otra parte del globo. Fue otra vivencia muy bonita y enriquecedora en una liga que es muy profesional».

Más