Respuestas no deseadas para preguntas incómodas

Las intervenciones políticas en la jornada de ayer, ante un público con notable presencia de bidasotarras, expusieron a los representantes públicos a preguntas sobre temas locales. Así, interpelado por estas cuestiones, el viceconsejero Antonio Aiz tuvo que explicar que las mejoras en la red del Topo, salvadas ciertas excepciones «se están haciendo desde Donostia hacia los extremos» por lo que aún no le ha tocado a Irun. Será «con la reforma del espacio ferroviario». Entonces le preguntaron si también a la estación de Ventas: «Mejorará el servicio fruto de la mejora general», dijo, pero no se contemplan inversiones. Tampoco se prevé llevar la red a Hondarribia. «La solución no siempre tiene por qué ferroviaria. En este caso, un bus eléctrico puede ser más adecuado».

Ahí empezó la dosis de preguntas a Iñaki Prego, director foral de Movilidad y Transporte Público, que intervino después de Aiz. Afirmó con rotundidad que la conexión Irun-Hondarribia por autobús, «un servicio dedicado y con frecuencia de 15 minutos», se considera adecuada y no va a mejorarse. Ante la sugerencia de que la conexión entre el aeropuerto de Loiu y Donostia se extienda a Irun explicó que «no se puede llegar a todas partes desde todas partes. No hay vuelos de Zaragoza a Nueva York».