La residencia para mayores de Arbes, en Irun, tendra 130 plazas, 54 apartamentos tutelados y un centro de día

Markel Olano, diputado general de Gipuzkoa y Maite Peña, diputada de Políticas Sociales, en la presentación de la residencia de Arbes./DV
Markel Olano, diputado general de Gipuzkoa y Maite Peña, diputada de Políticas Sociales, en la presentación de la residencia de Arbes. / DV

Aiende S. Jiménez
AIENDE S. JIMÉNEZ

La Diputación de Gipuzkoa ha iniciado el procedimiento para contratar las obras del nuevo centro residencial para mayores dependientes de Arbes, en Irun, que contará con 130 plazas residenciales, 54 plazas de apartamentos tutelados y 30 de centro de día.

El proyecto, que nace de un convenio foral con el Ayuntamiento de Irun, se abrirá a exposición pública desde el 18 de febrero al 18 de marzo. El día 2 de abril se aprobarán los pliegos del contrato y las empresas podrán presentar sus propuestas hasta el 12 de julio. La Diputación espera adjudicar el contrato en octubre, de manera que las obras puedan empezar ese mismo mes. El plazo estimado de duración de las obras es de 2 años, por lo que el centro sería inaugurado en otoño de 2021.

El presupuesto inicial estimado para este proyecto es de 22 millones de euros, en los que el Ayuntamiento de Irun cede la parcela para construir el centro y además financiará los 54 apartamentos tutelados, que serán de su competencia, para mayores dependientes de grado 1. Se calcula que la aportación municipal será de 5 millones de euros y el resto correrá a cargo de las arcas forales.

De las 130 plazas residenciales que se crearán, 15 serán para conformar una unidad psicogeriátrica. Además 26 serán apartamentos con apoyos para personas con discapacidad dependientes. El centro contará con 30 plazas de centro de día e incluirá un centro de día innovador para la promoción de la autonomía personal para 25 personas con discapacidad.