El Real Unión se la juega

Los irundarras necesitan pasar por encima de su rival y ganar para salir del peligro./F. DE LA HERA
Los irundarras necesitan pasar por encima de su rival y ganar para salir del peligro. / F. DE LA HERA

El cuadro txuribeltz tiene tres puntos de renta sobre los navarros, que marcan el descenso Los irundarras reciben al Izarra en el Stadium Gal en un duelo vital (17.00)

O. T.IRUN.

Partido vital para el Real Unión, que se la está jugando. A pesar de faltar diez jornadas por delante, los unionistas pueden meterse en verdaderos problemas si no consiguen rentabilizar este encuentro. Lo que dice la clasificación manda y no hay más que echarle un ojo a la tabla para entender la situación por la que está pasando el club.

Hoy, a partir de las 17.00 horas en el Stadium Gal, los unionistas recibirán al Izarra. El equipo irundarra tiene 31 puntos y el navarro marca los puestos de descenso con 28. Es decir, solo hay tres puntos de diferencia entre la zona sin castigo y la peor de las condenas, entre respirar o asfixiarse.

Y esto solo va de una cosa, de ganar partidos. Algo que le está costando una infinidad al Real Unión y que debe cambiar ya. No hay otro resultado posible para el encuentro de hoy. No hay otra manera de despejar cualquier tipo de duda y de poder afrontar el último tramo de la competición con algo más de tranquilidad que superando el enfrentamiento ante el Izarra.

Lejos de analizar por dónde puede ir el partido o explicar qué cosas debe hacer bien el Real Unión para sumar los tres puntos que se van a poner en juego, lo que habría que analizar son las consecuencias de un posible traspiés.

Y un traspiés también sería empatar. Porque sumar un punto dejaría al equipo una semana más fuera de los puestos de quema, pero hay que ser realistas. En siete días toca visitar El Sardinero para jugar contra el Racing de Santander, que está dominando con puño de hierro el grupo segundo de la Segunda División B y sacar algo positivo de la visita a tierras cántabras suena a improbable. Por ello, todos los esfuerzos deben destinarse a ganar en el día de hoy.

Conseguir los tres puntos permitiría meter seis con los puestos de descenso. Un colchón bastante más interesante que los tres actuales, que agobian semana tras semana porque cualquier concatenación de resultados poco beneficiosos, te meten de lleno en el fango. Y con la poca fuerza que ha demostrado tener el conjunto irundarra durante esta temporada, costaría un mundo salir de ahí.

Galán, Orbegozo y afición

Juan Domínguez ha recuperado durante la semana a dos de sus jugadores más importantes, Jorge Galán y Mikel Orbegozo, por lo que tendrá casi todas sus armas para hacer frente a un Izarra que llega a Irun con el entrenador recién cambiado y tras siete jornadas sin ganar. Los unionistas no ganan desde hace seis semanas, similar al del rival, pero si alguien tiene más boletos para romperla es el equipo que juega como local.

Y es que además de los jugadores, el Real Unión tiene que poner sobre la mesa otra arma, la de una afición que debe acudir al Stadium Gal para animar a su equipo. Ya habrá tiempo para seguir castigando al club por otra temporada para el olvido, pero en este momento solo importa lograr el objetivo, triste objetivo, de la permanencia.