El Real Unión no define hacia dónde va tras un inicio de todos los colores

Orbegozo controla un balón ante la presión de dos jugadores del Leioa. /  MICHELENA
Orbegozo controla un balón ante la presión de dos jugadores del Leioa. / MICHELENA

Los irundarras cayeron el domingo en el Stadium Gal contra el Leioa (1-2) | Después de tres jornadas de competición, los de Juan Domínguez han cosechado una victoria, un empate y una derrota

Borja Olazabal
BORJA OLAZABAL IRUN.

Es pronto para sacar conclusiones. La liga en el grupo segundo de la Segunda División B no ha hecho más empezar y, como dicta la no escrita norma, hay que esperar hasta la décima jornada para saber hacia dónde van los equipos. Para saber si pintan más a equipo de play-off, a equipo de media tabla o a equipo que va a tener que pelear hasta el final para evitar la zona peligrosa de la clasificación.

Con el Real Unión, lo único que se puede decir por el momento es que no se sabe muy bien hacia dónde va. Y es que el inicio de los hombres de Juan Domínguez está siendo de todos los colores. Ha pasado de regular a bueno y de bueno a malo.

En la primera jornada siempre se le da permiso a los jugadores para estar algo más nerviosos. Para tomarle el pulso a la competición. Así las cosas, y aunque supo a poco, a ese empate contra la Gimnástica de Torrelavega de la primera jornada, 1-1, se le puede poner el calificativo de regular. Lógicamente, se esperaba algo más del equipo. Empezar en casa y contra un recién ascendido debería ser sinónimo de victoria, pero digamos que ese punto sumado no estuvo del todo mal.

Soltada la carga emocional del debut liguero, el Real Unión se desató en la segunda jornada. Jugó en Urritxe contra el Amorebieta y ganó 0-3. Una goleada a domicilio nunca es moco de pavo y, menos aún, si te permite colocarte como líder de la competición. Con esos cuatro puntos en dos jornadas, con goleada y con liderato, los de Irun pasaron del regular al bueno.

Pero entonces llegó el disgusto del domingo. El primero de la temporada. Los txuribeltz empezaron la tercera jornada del campeonato como líderes del grupo segundo. Volvían al Stadium Gal, a su casa, para intentar prolongar los buenos resultados y poder conseguir el primer triunfo ante una afición que tiene muchas ganas de ver a los suyos en posiciones más elevadas que en campañas anteriores.

No pudo ser. Los irundarras cayeron 1-2 contra el Leioa, provocaron el primer malestar entre los seguidores y una sensación de no saber hacia dónde va al equipo. Habrá que esperar.

El domingo, en Gernika

Tras la disputa de estas tres primeras jornadas, el Real Unión tiene cuatro puntos y se encuentra en la décima posición. Estas cosas solo pasan en el inicio, pero los de Irun han perdido nueve puestos en una sola jornada.

Los unionistas aparecen ahora en la décima posición, a tres puntos de los cinco primeros clasificados, todos con siete, y a tres también de los puestos de descenso, que los marca el Gernika.

Será precisamente el conjunto vizcaíno el próximo rival. El Real Unión visitará al Gernika el domingo que viene a partir de las seis para dar inicio a una semana con acumulación de partidos, ya que también empieza la Copa Federación.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos