El Real Unión cierra una temporada que debe quedar en el olvido

Juan parece preguntarse, ¿qué nos ha pasado?./F. DE LA HERA
Juan parece preguntarse, ¿qué nos ha pasado?. / F. DE LA HERA

El equipo entrenado por José Luis Ribera se llevó la alegría de ganar en la última jornada al Racing en El Sardinero (0-2) Los irundarras han acabado decimoterceros con 46 puntos

BORJA OLAZABALIRUN.

Se acabó lo que se daba. Se acabó una temporada de infausto recuerdo. Se acabó una temporada de malas sensaciones, malos resultados y mala clasificación. Solo el alivio final al ver al Real Unión salvado ha supuesto una mínima alegría a la afición del Real Unión. Una afición, por otra parte, cada vez más acostumbrada a un equipo que no le brinda demasiados placeres. El entusiasmo que proporciona el club es directamente proporcional a la imagen que ha tenido el Stadium Gal en los últimos años.

En los dos partidos con los que los irundarras han cerrado el curso en su campo, ni regalando entradas ni tirando del famoso '2x1' se ha conseguido un graderío mínimamente repleto.

Diez últimas jornadas
Osasuna B 1-0 Real Unión
Real Unión 1-2 Tudelano
Logroñés 2-0 Real Unión
Real Unión 0-0 Real Sociedad B
Leioa 0-0 Real Unión
Arenas 1-1 Real Unión
Real Unión 5-4 Gernika
Mirandés 1-0 Real Unión
Real Unión 1-1 Sporting B
Racing 0-2 Real Unión

La explicación a esta situación es bien sencilla y la dan la clasificación y los resultados cosechados por los unionistas. El equipo ha estado peleando por la permanencia, que no la consiguió hasta la semana pasada. Instalado en una mediocridad que no ha dado más que para celebrar que el empate ante el Sporting de Gijón B de hace diez días, que supuso la salvación matemática.

Puede que nos conformemos con poco, pero lo que no ha estado mal ha sido el cierre de la temporada con la victoria del domingo en un campo de Primera División como El Sardinero. El 0-2 ante los cántabros, con goles de Llamas y Hernáez, fue un pequeño dulce para la boca entre tanto sabor amargo.

Eso sí, no nos equivoquemos, ese 0-2 no tapa, ni mucho menos, lo que refleja la tabla clasificatoria ni la eliminación de la Copa del Rey a manos de un equipo de Tercera División como el Calahorra. No hay nada que se pueda rescatar, más allá del coraje de un equipo que no se ha dejado llevar y ha salvado el curso. Lo mínimo exigible.

Lejos de todo

El Real Unión se olvidó muy pronto de cualquier opción de luchar por el play-off de ascenso a Segunda División. Esas eliminatorias han quedado tan lejos como los veintisiete puntos que separan a los unionistas del cuarto puesto, que lo ha conseguido el Athletic B. También lucharán por dar el salto de categoría la Real B, el Sporting B y el Mirandés.

Afortunadamente, la promoción de descenso, esa que no se evitó de manera definitiva hasta la semana pasada, también ha quedado a cierta distancia. El Real Unión ha cerrado la temporada en decimotercera posición con 46 puntos, siete por encima del Izarra, que tendrá que luchar por no perder la categoría. Han descendido la Peña Sport, el Lealtad, Osasuna B y Caudal.

Y ya está. Esto ha sido todo. No hay mucho más que decir de esta mediocre temporada.

 

Fotos

Vídeos