El Real Unión, con muchas bajas, no pudo remontar el tempranero gol del Sanse (1-0)

E.P.IRUN.

El Real Unión perdió ayer por 1-0 en su visita al Sanse en su segundo amistoso de la pretemporada. El primero lo ganó 1-0 ante el CD Vitoria y el siguiente será el sábado en Mendigorria ante el Osasuna Promesas.

Iturralde estuvo condicionado por las bajas, especialmente en ataque. No jugaron Orbegozo, Javi Martínez, Larrucea, Capelete y Azkoiti por lesión y sí lo hizo el recién llegado Aritz Borda, en la segunda mitad.

El Sanse marcó en el minuto 7 y el Real Unión, que empezó mal pero fue a más, tuvo la ocasión más clara para empatar en las botas de Eneko Eizmendi.