«Quiero ayudar con goles pero lo importante es el colectivo»

Mikel Orbegozo celebrando el 2-0 anotado de penalti en el encuentro de vuelta del play-out ante el Jumilla./F. DE LA HERA
Mikel Orbegozo celebrando el 2-0 anotado de penalti en el encuentro de vuelta del play-out ante el Jumilla. / F. DE LA HERA

El Real Unión perdió 2-1 ante Osasuna Promesas en el tercer test del verano Mikel Orbegozo está convaleciente y no participó en el amistoso de ayer

E.P.IRUN.

Minuto 86 del partido de vuelta por la permanencia ante el Jumilla. Stadium Gal. Germán Sáenz derriba a Etxaburu dentro del área y el colegiado Muñoz Piedra no lo duda. Decreta penalti. Unos protestan, otros se alegran por la oportunidad y la grada lo celebra.

Mientras tanto, alguien busca el balón. Es el goleador del equipo, que toma la responsabilidad de certificar la presencia de de los suyos en Segunda B la próxima temporada. Sin titubear, engaña al guardameta Iván y anota el 2-0. Su celebración en la banda, su grito lleno de rabia, refleja el alivio de todo un equipo que consigue poner punto y final al sufrimiento de los últimos meses.

La que les acabo de narrar fue la última diana de Mikel Orbegozo la temporada pasada. La número quince. El azpeitiarra no ha comenzado el curso como le hubiera gustado pero volverá a ser la máxima referencia ofensiva del conjunto txuribeltz con permiso de Jorge Galán y Javi Martínez.

«En el plano individual sólo pido que esta temporada me respeten las lesiones»«Nosotros vamos a poner todo de nuestra parte para que vaya mejor este año»

El atacante, que afronta su tercera temporada en Irun, explica que «tuve un susto en la rodilla hace un par de semanas. Como estamos en pretemporada, decidimos tomarlo con calma y parar pero ya estoy listo para volver a la dinámica del grupo».

Si no hay más inconvenientes, Orbegozo estará disponible para el debut liguero ante el Calahorra el 24 de mayo (20.30). Ese día los unionistas pondrán punto y final a una pretemporada que comenzó el 11 de julio. «Cada entrenador y preparador físico tienen su forma de trabajar pero tampoco ha cambiado tanto respecto a años anteriores», señala el jugador txuribeltz. «Estamos incidiendo en el físico y metiendo bastante volumen, que me parece primordial a estas alturas».

En el plano personal, pide «que me respeten las lesiones», y en el colectivo, apuesta por ir poco a poco. «Son 38 jornadas, es muy largo y me parece una estupidez ponerse objetivos. Nosotros vamos a poner todo de nuestra parte para que vaya mejor y la competición nos pondrá en nuestro lugar».

Sobre los cambios que ha sufrido la plantilla, el goleador explica que «han venido muchos jóvenes. Ellos aportarán ilusión y los que somos un poco más veteranos, la experiencia que te dan los años».

15 tantos el curso pasado

La cifra anotadora de Orbegozo en la 2018/19 han convertido al delantero en una pieza apetecible para otros conjuntos pero el delantero ha apostado por seguir en Irun. En ese sentido, el atacante subraya que «lo primordial es el colectivo. Yo lo primero que quiero es que el equipo esté más arriba. En lo personal, claro que quiero ayudar con goles. Considero que los delanteros somos un poco diferentes y que tenemos un rol importante dentro del equipo».

Orbegozo ha seguido de cerca los cambios en los grupos de la categoría. «Creo que el nivel competitivo ha subido con Burgos, Cultural y Salamanca. Son equipos fuertes, con masa social y capitales de provincia. Tanto el que ande por abajo como el que quiera estar arriba tendrá que lucharlo hasta el final».

Con experiencias deportivas en equipos como el Ebro, el Jaén o el Marbella, Mikel Orbegozo es una voz autorizada para hablar del resto de la categoría. «En el primer grupo están los equipos de las islas y el Melilla, que suponen desplamientos largos, en el tercero hay muchos campos de hierba artificial y en el cuarto hay muchos proyectos que han estado en Segunda y apuestan muy fuerte. Cada uno tiene lo suyo».