«Quiero aportar al equipo y estar lo más arriba posible en la tabla»

Niko Kata, con la camiseta que vestirá esta temporada. /  F. DE LA HERA
Niko Kata, con la camiseta que vestirá esta temporada. / F. DE LA HERA

Niko Kata fue presentado en Gal como nuevo jugador txuribeltz | «Desde el primer día la acogida del vestuario ha sido muy buena», señaló el internacional ecuatoguineano

E.P.IRUN.

El último jugador en llegar al Real Unión, Niko Kata (26 años, Barcelona), fue presentado ayer en el Stadium Gal horas después de la derrota sufrida ante el Tudelano. El mediocentro ecuatoguineano causó baja por unas molestias en el empeine provocadas en el encuentro de vuelta ante Sudán del Sur clasificatorio para el Mundial de Qatar, pero vio a los suyos desde la grada. Los aficionados que acudieron a presenciar el choque ante los navarros pudieron verle en el césped antes del pitido inicial peloteando con los jugadores que ocuparon el banquillo.

«En líneas generales fue un buen partido», señaló Kata en su puesta de largo ante los medios. «Creo que fuimos superiores pero llegábamos arriba y no terminábamos las ocasiones. Eso nos generó contras que al final fue lo que nos pasó factura. Vi al equipo bien, mejor que el rival y muy competitivo».

El centrocampista llegó el pasado miércoles por la tarde a Irun. Trabajó aparte para recuperarse de su lesión, pero pudo comprobar desde el primer momento «la buena gente que hay en el vestuario. Desde el primer día la acogida de los compañeros fue muy buena».

Tras una temporada, la pasada, en la que no pudo jugar demasiado, el nuevo jugador txuribeltz se marca entre sus objetivos «aportar lo máximo posible al equipo y acumular minutos, porque vengo de un año difícil. En cuanto al colectivo, «estar lo más arriba posible en la tabla».

Saguntino, San Sebastián de los Reyes o Valencia Mestalla han sido algunos de sus equipos en una trayectoria «que no ha sido fácil. Me crié en un barrio de Hospitalet, en Bellvitge. Allí comencé en el fútbol base. Di el salto a Liga Nacional en categoría juvenil con el Hospitalet y fui escalando categorías dentro del fútbol catalán hasta dar el salto a Segunda B». Ese paso a la categoría de bronce lo dio con el Gavà con el que consiguió el ascenso desde Tercera.

El sueño de Qatar

Niko Kata creció como delantero centro pero ha ido retrasando su posición con el paso de los años. «Siempre he jugado en punta pero hubo un punto de inflexión en mi carrera. En Tercera, el equipo en el que estaba, fichó un delantero que metía muchos goles y el míster en ese momento no me quería sacar del once. Optó por retrasarme. Poco a poco me he ido reconvirtiendo y he acabado de mediocentro defensivo». Ese cambio provocó una etapa de su carrera «en la que jugaba de mediocentro en mi club y en la selección seguía haciéndolo de delantero».

El Real Unión hizo oficial el fichaje de Kata a principios de septiembre pero no fue hasta diez días después cuando el internacional ecuatoguineano se incorporó a la disciplina del Real Unión. «Desde hace tres o cuatro años soy un habitual en las convocatorias», explicó. Tras eliminar a Sudán del Sur con su selección, ha conseguido el pase a la segunda fase que estará compuesta por diez grupos de cuatro equipos en los que solamente el campeón avanzará a la última ronda.