Un proyecto sobre tecnologías 'smart' que resulta comprensible

Cuando se habla de acciones desde lo público para desarrollar la digitalización en busca de un tejido industrial innovador y competitivo, la mayoría no hacemos pie. No negamos la trascendencia, somos conscientes de que es el mundo presente y futuro. Pero si cambian la mitad de las palabras de esa frase primera por otras del estilo, no apreciaríamos diferencia.

La mejor forma de entenderlo es un buen ejemplo concreto. Diputación y Bidasoa activa financian que una consultora y cuatro empresas comprueben si para estas últimas podría ser de utilidad invertir en un programa de ordenador de última generación (dicho así para hacerlo compresible) que analice todos los datos que recopilan y los gestione, ordene, analice y filtre de maneras que, hasta ahora, no eran imaginables. Se prueba en cuatro meses para llegar después a un encuentro con otras empresas y decirles si la apuesta merece la pena o no. En este caso, la satisfacción es unánime, pero de no serlo, el plantemaiento del proyecto hubiera sido igual de inteligente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos