El Pleno votará este mes el nuevo contrato para las marquesinas

Nuevo modelo. Cristina Laborda presentó ayer la propuesta de marquesina que se llevará a votación./
Nuevo modelo. Cristina Laborda presentó ayer la propuesta de marquesina que se llevará a votación.

Se propone un formato más cerrado que el actual, pero modular y versátil «para garantizar la accesibilidad»

I.M.

Irunbus revolucionó sus líneas en 2012 invirtiendo la tendencia a la baja de años anteriores para empezar a ganar usuarios ejercicio tras ejercicio. Los cambios no acabaron ahí y el autobús eléctrico está ya a la vuelta de la esquina. Aunque los viajeros siguen aumentando, aún hay un motivo de queja recurrente: las marquesinas.

«Nos llegaban por múltiples canales, especialmente por el programa 'El alcalde en los barrios'», admitía la delegada de Movilidad, Cristina Laborda. Hubo que esperar a que finalizara el contrato en vigor para empezar a corregir la situación y el pasado mes de septiembre el Pleno de la Corporación aprobó los pliegos para una nueva adjudicación.

35 marquesinas
Se propone un modelo con un cierre longitudinal y dos laterales. Cualquiera de ellos, o los dos, se pueden eliminar si es necesario para garantizar la accesibilidad. Serán transparentes y tendrán iluminación alimentada por paneles solares. Llevarán publicidad.
40 postes
Más estrechos que el modelo actual, contarán con un espacio más ancho en el que ofrecer la información de las líneas de autobús con una letra de mayor tamaño que la que se usa ahora.
Condiciones
La empresa exime al Ayuntamiento de inversión y mantenimiento y pagará un canon anual de 10.000 euros por la explotación publicitaria. El contrato es por 15 años, con una posible prórroga de tres.

Se presentaron tres empresas y la Mesa de Contratación ya ha dictaminado la que considera la mejor, aunque la decisión deberá refrendarla el propio Pleno en su próxima sesión. La propuesta que votarán los concejales será la de la UTE Induze Publicidad-CM Gipuzkoa que responde a todas las características requeridas por el consistorio y las mejoras en diversos aspectos.

«El modelo es más cerrado, con frentes en ambos laterales, y llega hasta abajo», detallaba Laborda, que destacaba que, por su carácter modular, puede abrir cualquiera de los lados «o los dos» si es necesario para garantizar «el derecho a la accesibilidad, que es lo prioritario». El modelo viene con banco y apoyo para los que esperen de pie y cumple también el requerimiento de estar iluminado y lo hace «incorporando un panel solar en la parte superior, una eficiencia energética que se ha tenido en cuenta». Así se sustituirán las 35 marquesinas del contrato previo. Otras 17, de propiedad municipal y «más cerradas», se mantienen «pero incorporarán iluminación».

El contrato incluye también el suministro y colocación de una veintena de soportes publicitarios (además de los de las marquesinas) y 40 postes para sustituir los que hay en las paradas que no tienen posibilidad de instalar marquesina. Por todo ello el Ayuntamiento no pagará ni un euro de inversión (el pliego contemplaba un máximo de 80.000) ni de mantenimiento (se admitían hasta 18.000 anuales), incluso cobrará un canon de 10.000 euros al año y se reserva el uso de algunos espacios publicitarios.

Más

 

Fotos

Vídeos