El Pleno prepara el camino para que la obra de la Ronda Sur se licite en enero

La glorieta prevista se reducirá para evitar afectar 16 metros cuadrados de un particular. / F. DE LA HERA
La glorieta prevista se reducirá para evitar afectar 16 metros cuadrados de un particular. / F. DE LA HERA

PSE, PNV, SPI y PP, con abstención de Bildu, aprobaron el convenio con la Diputación y una modificación del proyecto para facilitar la gestión de los suelos necesarios

IÑIGO MORONDO IRUN.

La licitación de la primera fase de la Ronda Sur requería de varios pasos previos. En primer lugar, era necesario separar el proyecto técnico inicial que la Diputación Foral de Gipuzkoa realizó el pasado mandato cuando aún pensaba asumir tanto la obra de la variante como la del tercer enlace de la autopista en Irun. Cuando la pasada primavera anunció que el Ayuntamiento debía hacer lo primero, esa separata del documento fue lo primero que afrontó el consistorio.

Hace dos semanas, el propio ente foral dio otro paso clave con la aprobación del convenio para traspasar a la ciudad los 6 millones acordados con los que financiar la obra. Ayer, el Pleno de la Corporación hizo su parte (aprobar la recepción de esa cuantía) con los votos de Socialistas de Irun, Sí se Puede Irun, EAJ-PNV y Grupo Popular. Para EH Bildu la opción debió ser «que la A-8 desdoblada hiciera la función de la Ronda Sur. Pero nos pasamos a la abstención porque no vamos a seguir dándonos cabezazos contra la pared con este tema y no queremos obstaculizar cualquier solución a los problemas de tráfico», explicó el concejal Dani Berasategi. Fue el más crítico con las decisiones adoptadas desde la Diputación en cuanto a bonificaciones para los irundarras que usen el tramo de autopista entre Behobia y Ventas como variante. «Las variantes son gratuitas, no de pago, aunque se hagan descuentos». Se lo recriminó también a PSE y PNV porque «mientras aquí todos aprobamos una moción, vuestros grupos en Juntas Generales han echado para atrás la posibilidad de esa gratuidad y han limitado los descuentos al periodo de obras y aquí, de acuerdo con lo que trajo la Federación de AA VV, pedíamos que fuera algo definitivo».

El portavoz de SPI, David Soto, matizó que «la construcción de la Ronda Sur no es incompatible con la gratuidad de la A-8 entre Ventas y Behobia ni con el desdoblamiento de ese tramo. seguramente, tal y como está siendo la evolución, ambas medidas acabarán adoptándose», previó.

Para el PNV «el nuevo semienlace de la A-8 en Oinaurre y la Ronda sur son positivos, pero la mejora real del tráfico local llegará cuando se completen las cuatro fases previstas de esa Ronda Sur», explicó su portavoz, Xabier Iridoy. «Me preocupa que en el borrador de presupuestos de 2019 el Gobierno no incluya ninguna partida para las siguientes fases».

La delegada de Movilidad y Obras, Cristina Laborda, señaló también que «el tercer carril hasta la frontera tendrá que llegar, por el tráfico pesado», y que «no se puede hablar de variante si no es gratuita». Comentó que «Irun ha cambiado muchísimo en 40 años, pero seguimos teniendo prácticamente las mismas infraestructuras viarias que en los años 70. Mientras que en el resto de Gipuzkoa se han hecho variantes, cinturones y 'by-pass', aquí nada. Diputación tiene una deuda con Irun y este convenio para la Ronda Sur es un paso». En la misma línea, aludiendo a que «ya era hora», se pronunció la edil del PP Muriel Larrea.

16 metros cuadrados

Aún hubo otra decisión importante relacionada con la Ronda sur en el Pleno de ayer. «Cuando en julio aprobamos aquí el proyecto técnico separado de la Ronda Sur, comenzamos con la gestión de los suelos necesarios para construir la carretera», explicó Laborda en el siguiente punto del Orden del Día. «Tenemos acuerdos con casi todos los afectados, pero un propietario puso un recurso por una afección de 16 metros cuadrados. Necesitamos que la obra vaya lo más pareja posible a la del semienlace de la A-8 y los técnicos recomendaron modificar el proyecto». Se trata de reducir el diámetro de la glorieta final para evitar los suelos del particular en cuestión, «una medida que los técnicos nos dicen que no afecta a la capacidad de la rotonda», señaló Laborda. De esta manera, la edil anunció que durante el mes próximo se podrá terminar la gestión de suelos y «si nos llegan también como está previsto los que pertenecen a Diputación, en enero podremos sacar las obras de la Ronda Sur a concurso».

La decisión se aprobó con la misma distribución de votos que en el dictamen previo.

Más

 

Fotos

Vídeos