La parroquia edita un calendario con fotografías de las vidrieras

Jose Mari Castillo es el autor de las imágenes y el beneficio obtenido con la venta del almanaque se destinará a restaurar un paso de Semana Santa

M. J. A. IRUN.

Si el románico tiene como exponente en la parroquia de Irun la talla de la Virgen del Juncal y el barroco su propio retablo, el neogótico se manifiesta en la colección de nueve excelentes vidrieras de comienzos del siglo XX, obra de la prestigiosa casa Maumejean.

«La valía de estas vidrieras no fue siempre del todo reconocida, hasta el punto de que durante unos cuantos años fueron retiradas, siendo recolocadas en 2007», explica Santiago Reyes. «La llegada de estas vidrieras a Irun está relacionada con un suceso accidentado. En 1912, las bóvedas de piedra del templo amenazaban con caerse, por lo que la parroquia tuvo que cerrarse durante los meses que duraron las obras de rehabilitación. En ellas, se acometió el desmontaje de las bóvedas de piedra, siendo éstas sustituidas por las de hormigón armado que hoy son visibles. Al reforzar los muros y al ser aliviado el peso que soportaban fue posible ampliar los ventanales para los que se adquirieron estas vidrieras relacionadas con las devociones tradicionales de la ciudad de Irun».

De esta forma, encontramos a San Marcial, Santiago, San Isidro, San José, San Ramón y San Ignacio de Loyola. En la zona del coro, y también obra del taller Maumejean, hay tres vidrieras representando al Rey David, Santa Cecilia y un Ángel Eucarístico. Ahora, la parroquia, con la intención de divulgar su importancia, ha editado un calendario de pared ilustrado con fotografías de los vitrales del Juncal.

El fotógrafo José Mari Castillo es el autor de las doce fotografías que ilustran el calendario, compuesto por las nueve vidrieras de Maumejean y completado con otras tres posteriores, obra de la empresa irunesa Artistas Vidrieros. Las instantáneas escogidas «reflejan primeros planos de los ventanales, cuyo fino detalle es inapreciable a simple vista desde el suelo y que este calendario se podrá apreciar», añade Santiago Reyes.

El almanaque puede adquirirse al precio de 7 euros en la propia parroquia. El beneficio obtenido se destinará a la recuperación del paso de Semana Santa Ángel de la Oración en el Huerto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos