¡Hay que parar esto como sea!

Esnaola trata de impedir el avance de un jugador rival sujetándole de los pantalones. /  DV
Esnaola trata de impedir el avance de un jugador rival sujetándole de los pantalones. / DV

El Real Unión cosecha su cuarta jornada consecutiva sin ganar y se queda con los mismos puntos que el Langreo, que ocupa la promoción de descenso |

BORJA OLAZABAL IRUN.

La ilusión que se respiraba en torno al Real Unión cuando comenzó la temporada ha ido dando paso a la preocupación en las últimas semanas. Cierto es que la temporada acaba de empezar y que no hay que encender ninguna alarma. Cierto es que el aire que se respira en el Stadium Gal es bien diferente al de campañas anteriores. Pero no es menos cierto que el Real Unión lleva cuatro jornadas sin ganar y que ha caído a la zona peligrosa de la clasificación.

El último partido disputado por los txuribeltz fue el del domingo en Las Gaunas contra un equipo en crisis como el Logroñés. Los riojanos no sabían lo que era ganar y su entrenador, Sergio Rodríguez, estaba en la cuerda floja, pero los de Irun apenas tuvieron opciones de lograr algo positivo. El choque terminó con el 2-0 en el marcador.

Los irundarras, que comenzaron la competición con un empate en Gal contra la Gimnástica de Torrelavega y con una victoria en Urritxe contra el Amorebieta, acumulan ahora cuatro jornadas sin ganar.

Tras estos buenos resultados, perdieron en Gal contra el Leioa, empataron en Gernika y ante el Oviedo B y han caído esta última jornada contra el Logroñés.

Derbi a la vista

Con solo seis puntos sumados de los dieciocho que se han puesto en juego, el Real Unión se ha visto relegada a posiciones poco decorosas. El equipo entrenado por Juan Domínguez ocupa la decimocuarta plaza del grupo segundo de la Segunda B y está muy cerca de la zona roja de la clasificación.

Con seis puntos también están la UD Logroñés y el Langreo, que es el equipo que ocupa el puesto de promoción de descenso. Y el Vitoria, con cuatro puntos, marca a día de hoy el descenso.

El Real Unión siempre debe ser un equipo que mire hacia arriba, pero las posiciones de privilegio se empiezan a alejar. El Calahorra, que es cuarto y marca el play-off, tiene once puntos, cinco más que los irundarras, y el líder, el Racing de Santander, tiene catorce.

Un primer objetivo debería ser asentarse en la zona media, donde está el próximo rival de los unionistas, una Real Sociedad B que es décima con ocho puntos. El partido contra el filial realista se disputará el domingo en el Stadium Gal a partir de las cinco.

Y no queda otra, el Real Unión ¡tiene que frenar esto como sea!

Más

 

Fotos

Vídeos