Ondare añade seis gigantes de distintos tamaños a su colección

Novedades. Isabel Corral, Mangas y Eizaguirre con dos de los gigantes actuales. /  F. DE LA HERA
Novedades. Isabel Corral, Mangas y Eizaguirre con dos de los gigantes actuales. / F. DE LA HERA

El sábado los presentará en una gala en el Amaia y se explicará el proyecto completo |

IÑIGO MORONDO IRUN.

La Asociación Ondare ha aumentado su familia de gigantes. Hasta ahora, contaba con tres figuras: Luis Mariano, una cantinera y un general del Alarde. El sábado, a las 19.00 horas en el Amaia (se han reservado algunas invitaciones para entregarlas en taquilla desde las 18.00), en un acto pensado y trabajado con mimo, dará a conocer seis nuevas. Dos serán del tamaño habitual; otras dos, algo más pequeñas para que los manejen chicos y chicas a partir de 13 años; y dos más, gigantes txikis, diseñados para portadores aún más jóvenes.

Las seis incorporaciones forman parte del proyecto 'Irun, historia gigante' emprendido por la asociación y en el que ha encontrado el apoyo «del Ayuntamiento, de Kutxa Fundazioa, del Museo Oiasso y de muchísimas asociaciones y empresas» que el presidente de Ondare, Iñigo Mangas, no quiso mencionar para no dar pistas de los motivos que representan los nuevos gigantes. «Eso lo daremos a conocer el sábado» en ese acto del Amaia que tendrá vídeos, actuaciones y más cosas.

Lo único que adelantó Mangas ayer fue que dos de los personajes tienen que ver con el Alarde (los de tamaño intermedio), dos con oficios que hubo en la ciudad (los más pequeños) y los otros representan figuras de especial relevancia en Irun. Porque de eso va 'Irun, historia gigante', no sólo de aumentar el patrimonio gigantístico de la ciudad, sino de utilizar las figuras para acercar la historia y el patrimonio local a los vecinos de la ciudad, especialmente a los más pequeños. Esa vertiente también estará muy presente en el espectáculo del sábado.

Más allá de eso, Mangas destacó que este proyecto supone incorporar más figuras que bailarán por las calles. «Existe una demanda», dijo con firmeza. Reivindicó expresamente el buen trabajo que están haciendo las otras dos comparsas de gigantes que hay en la ciudad. «Irungo Atsegiña restauró cuatro de sus figuras y está restaurando las otras cuatro. Bidasoako Erraldoiak tiene muchos gigantes y hace un gran trabajo con la gente joven». Y Ondare también ha emprendido ese camino de crear cantera. Tiene una escuela para enseñar a bailar gigantes y de ahí la adquisición ahora de los ejemplares txikis e intermedios. «Y vendrán más», aseguraba el presidente de la entidad, «porque hay demanda, muchos chicos y chicas que están aprendiendo y queremos que luego tengan la oportunidad de salir a la calle bailando gigantes».

Habrá por tanto una segunda fase, pero primero hay que disfrutar de esta primera. Con ella y las restauraciones que está realizando Irungo Atsegiña, «el año que viene Irun tendrá 29 gigantes (9 de Ondare, 8 de la Atsegiña y 12 de Bidasoako Erraldoiak) y 28 cabezudos (4, 12 y 12, respectivamente), la que más en Euskadi», aseguró Mangas.

La delegada de Cultura agradeció a Mangas y a todo el equipo de Ondare su gran trabajo y destacó que esta asociación, además de las vertientes cultural y educativa que se mencionaron ayer, «ha demostrado en muchísimas ocasiones su condición solidaria».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos