Sin olvidar lo que pasó en Cangas

Iñaki Cavero lanza a portería en el partido contra el Teucro que se disputó en Artaleku y acabó con triunfo amarillo. /  F. DE LA HERA
Iñaki Cavero lanza a portería en el partido contra el Teucro que se disputó en Artaleku y acabó con triunfo amarillo. / F. DE LA HERA

El Bidasoa-Irun recibe esta tarde en Artaleku al Puente Genil (19.00) | Los irundarras quieren la victoria para seguir en segunda posición y dar otro paso más hacia la Copa Asobal

Borja Olazabal
BORJA OLAZABAL IRUN.

El Bidasoa-Irun llegó a la sexta jornada liguera en el grupo de los mejores. Lo hizo, además, después de haber ganado a equipos de la relevancia del Ademar o el Granollers y tras haber dado una imagen más que digna en el Palau contra el Barça. Los irundarras lo tenían todo de cara para seguir sumando, ya que al buen momento de forma que atravesaban (y atraviesan) se le sumaba que el partido de esa sexta jornada era contra el Cangas.

El equipo entrenado por Jacobo Cuétara, que solo había perdido en Barcelona, se enfrentó a un bloque que solo había sumado dos puntos y que acumulaba cuatro derrotas. Los dos puntos estaban en el bolsillo de los de Irun antes de que empezara el choque, pero ya saben lo que pasó.

El Bidasoa-Irun no supo jugar aquel partido y perdió 20-19. Uno no saben si fue relajación o confianza, o que simplemente no salieron las cosas. Pero lo que es seguro es que el Bidasoa cayó ante el penúltimo clasificado y que aquel partido debe servir como lección. No se puede olvidar lo que pasó en Cangas.

Y es que esta tarde visita Artaleku a partir de las siete el Ángel Ximénez Puente Genil, otro equipo que no ha empezado bien y que está en al zona baja de la clasificación, pero ante el que no vale ningún tipo de relajación. Y es que los pontanos, por sí mismos, ya tienen el potencial suficiente como para ganar en Irun, pero es que en esta Liga Asobal, además, cualquier equipo te puede hacer un traje si no se da el cien por cien durante los sesenta minutos del choque.

Tras aquella derrota en tierras gallegas, los de Irun se levantaron con dos triunfos seguidos y se han colocado segundos. Y así es como llegan al partido de hoy.

Primera línea potente

Los bidasotarras, como han demostrado durante este inicio de campeonato, intentarán sostener sus opciones de victoria a través de la defensa. El 6:0 amarillo, o el 5:1 como se usó en Benidorm, está resultando de lo mejor del campeonato. Solo el Huesca y el Ademar han encajado menos goles, cuatro menos para ser exactos, pero ellos no han jugado todavía contra el Barça.

Y deberán prestar especial atención a este aspecto porque el Puente Genil cuenta con una potente primera línea en la que destacan jugadores como el central Juan Castro, su máximo goleador, o los laterales David Jiménez y Rudovic. Y también habrá que tener cuidado con el pivote Domenech.

A todo esto hay que sumar que los cordobeses están muy bien dirigidos desde el banquillo por un viejo conocido de la afición bidasotarra como Julián Ruiz, que se enfrentará por primera vez al que fuera su equipo.

Con todo, el Bidasoa-Irun solo debe pensar en dar su mejor versión y, ayudado por un Artaleku que también debe ofrecer su mejor imagen, conseguir los dos puntos que se pondrán en juego. Y es que ganar permitiría algo tan grande como seguir en segunda posición y dar otro paso hacia la Copa Asobal. No vale relajación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos