Un nuevo entrenador para nueve jornadas

El terremoto no ha parado en el Stadium Gal. De hecho, se encuentra en su momento de máxima agitación. El Real Unión acaba de caer al puesto de promoción de descenso y Juan Domínguez ha sido destituido, casi nada.

La situación clasificatoria es crítica. Los unionistas tienen 31 puntos y son quintos por la cola. A día de hoy tendrían que disputar la fatídica promoción por evitar el descenso a Tercera. Pero es que el descenso directo también está cerca, lo marca el Gernika con solo dos puntos menos. Al menos, el Calahorra, decimosegundo, tiene solo tres puntos más y la permanencia está a uno.

Quedan nueve jornadas, 27 puntos en juego, y será un nuevo entrenador el encargado de sacar el barco a flote. Como siempre han empezado a sonar algunos nombres y el que más fuerza cobra es el de Carlos Pouso, viejo anhelo del presidente Ricardo García.

Con él o con cualquier otro, el Real Unión tendrá que luchar por salvarse con un calendario que le enfrentará a estos equipos: Racing (1º, el domingo en Santander), Durango (20º, Gal), Barakaldo (4º), Langreo (8º, Gal), Sporting B (13º), Calahorra (12º, Gal), Vitoria (19º, Gal), Athletic B (7º) y Tudelano (14º, Gal).