Los nacidos en 2018 recibirán el 23 de marzo un acebo y un cuento

Photocall . Las familias pueden fotografiarse en un punto decorado expresamente para recordar esta jornada. / F. DE LA HERA
Photocall . Las familias pueden fotografiarse en un punto decorado expresamente para recordar esta jornada. / F. DE LA HERA

El plazo de inscripción para las familias que deseen participar está abierto y pueden apuntarse en irun.org o llamando al 010

M.A.I.

La iniciativa 'Un acebo para crecer juntos' celebrará este año su tercera edición. Heredera del programa 'Un niño un árbol', se trata de una propuesta con la que el área de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento da la bienvenida a la ciudad a los irundarras nacidos el año anterior, en este caso, en 2018. Para ello, entrega a los bebés y sus familias una planta de acebo y un cuento relacionado.

«Las anteriores dos ediciones de esta experiencia dejaron buen sabor de boca entre las personas que participaron», valoró el delegado, Miguel Ángel Páez. «Es un formato que busca dar una bienvenida a los nuevos iruneses e irunesas teniendo un detalle con sus familias. Pretende ser un acto bonito y entrañable que la ciudad ofrece a los recién nacidos, un plan para pasar una mañana de sábado con la familia y amigos».

En ese sentido, el acto de entrega de los acebos, que en esta ocasión tendrá lugar en la mañana del próximo 23 de marzo, sábado, en los arkupes del Ayuntamiento, contará con ambientación musical y un punto en el que sacarse fotos de grupo. Para agilizar el reparto de plantas y cuentos, se organizarán diferentes turnos de cincuenta niños a lo largo de la mañana.

Pueden participar los 469 niños y niñas irundarras que nacieron el pasado año

En la primera edición de este programa, igual que en los tiempos de la iniciativa 'Un niño, un árbol', en el momento de empadronar al bebé en el SAC se ofrecía a la familia la opción de apuntarse. Como en ese momento no había aún fecha exacta para la actividad ocurría que «mucha gente interesada se apuntaba al momento y luego, bien porque la fecha escogida no era buena para la familia o por otros motivos, no podía acudir y el dato final de los asistentes era muy inferior al previsto en un primer momento», explicaba el delegado. Por esa razón, el pasado año se modificó el sistema para recoger las inscripciones abriendo un plazo para realizar «un trámite muy sencillo», recalcaba Páez, que puede completarse tanto en la web municipal irun.org como con una llamada telefónica al 010. El periodo para apuntarse se abrió ayer acompañado de una campaña de difusión que arrancó la pasada semana y se cerrará el próximo 25 de febrero.

Planta y cuento

De acuerdo con el padrón, en 2018 nacieron 469 irundarras y todos ellos tienen la posibilidad de recibir su acebo y su cuento el próximo 23 de marzo.

El Ayuntamiento ha elegido esta planta por «motivos medioambientales, estéticos y prácticos». Se trata de una especie que puede «desarrollarse en cualquiera de las formaciones forestales autóctonas y a cualquier altitud desde el nivel del mar», con un alto valor en los ecosistemas, especialmente en invierno. Cada familia tiene la opción de elegir si dejarla en casa o, una vez que ha alcanzado un tamaño, transpantarla en el monte. El cuento que acompañará a la planta narra la historia entre un niño o una niña y un pequeño acebo en la que aparecen otros personajes como los padres, un petirrojo, una mariposa... Al final el niño planta el acebo y trata de mantener esa relación en el futuro.