El motorista fallecido en el accidente de la N-1 en Villabona es un irundarra de 26 años

Lugar del accidente/J. M. López
Lugar del accidente / J. M. López

El accidente se registró el viernes por la noche cuando el conductor fallecido circulaba sentido Donostia. Fallece un motorista de 51 años que había resultado herido de gravedad este sábado en Larrabetzu

SONIA ARRIETA

El motorista fallecido en el accidente ocurrido el viernes por la noche en la N-1 a la altura de Villabona es un joven irundarra de 26 años. El siniestro se produjo a las 22.40 horas, cuando el piloto de la motocicleta circulaba sentido Donostia. Los servicios de emergencia desplazados hasta el lugar solo pudieron confirmar su fallecimiento, según informó el Departamento de Seguridad.

La Ertzaintza ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias del siniestro y ha pedido la colaboración ciudadana. En una nota, solicitan que quien haya podido ser testigo de lo ocurrido se ponga en contacto con el número de la Unidad de Tráfico de la Ertzaintza en Gipuzkoa, el 943 53 91 19

El fallecimiento de este motorista engrosa la larga lista de pilotos muertos este año en carretera. Solo en Gipuzkoa son ya ocho los conductores de esta clase de vehículos que han perdido la vida en los poco más denueve meses transcurridos. El primer siniestro mortal se produjo el 9 de febrero. Un vecino de Ermua de 35 años murió tras colisionar de frente contra un turismo en la subida al alto de Itziar. Ese mismo mes un hombre de 74 años fallecido tras chocar su moto contra una furgoneta en el barrio de Aiete de Donostia. El tercer fallecido era un vecino de Usurbil de 65 años que se vio involucrado en un accidente con otra moto y un turismo en la N-I, en una de las entradas a Lasarte-Oria.

El cuarto motorista era vecino de Aretxabaleta de 36 años, que perdió la vida el pasado 7 de junio en Leintz-Gatzaga cuando fue embestido por un monovolumen en el que viajaban cuatro personas que se dieron a la fuga. Su conductor dio positivo en los test de alcohol y drogas y fue detenido a cinco kilómetros del lugar del siniestro gracias a la información facilitada por un testigo de los hechos.

El pasado 1 de julio, un eibarrés de 61 años resultó muerto tras sufrir una caída con su moto en la AP-8, a la altura de Deba. Y el 13 de agosto, otro motorista tolosarra de 51 años falleció al salirse de la calzada y chocar contra una señal en el enlace de la carretera A-636 con la N-I. Su acompañante, de 50 años, también de Tolosa, resultó herido de pronóstico reservado.

La séptima víctima fue una mujer de 54 años que falleció el pasado día 2 cuando se dirigía a su casa en Donostia. Fue el impacto contra el suelo al golpear su moto contra una cadena lo que le causó la muerte.

Por su parte, un vecino de Eibar falleció en Mallabia el pasado 24 de septiembre. La víctima circulaba en una motocicleta que entró en colisión con un turismo. En el suceso resultó herida de gravedad una joven de 21 años, con domicilio en Galdakao, que viajaba de acompañante en la moto.

Un motorista muerto en Larrabetzu

De otro lado, un motorista de 51 años que había resultado herido de gravedad este sábado al accidentarse con su moto en Larrabetzu ha fallecido pocas horas después, según han informado fuentes del hospital de Cruces. El siniestro ha sucedido a las once de la mañana, cuando el conductor de la moto ha perdido el control en una zona de curvas a la altura del municipio vizcaíno.

Al lugar de accidente, en la BI-3102 sentido Goikolegea, se trasladó una ambulancia medicalizada para hacerle la reanimación cardiopulmonar. También acudió el helicóptero de Osakidetza, que le trasladó al hospital de Cruces. El accidente provocó el corte total de la vía.

Aumentan más de un 5% la mortalidad y los heridos graves en las carreteras vascas hasta septiembre

Las carreteras vascas registraron en los nueve primeros meses del año 1.852 accidentes de tráfico con víctimas, lo que supone un 2,68% menos que los apuntados en el mismo periodo de 2018. En estos siniestros fallecieron 36 personas (dos más que en 2018) y hubo 224 heridos graves (un 5,2% más que un año antes).

Por territorios históricos, Álava contabilizó ocho fallecidos en siniestros de tráfico, Gipuzkoa 14 y Bizkaia otros 14. Del total de víctimas mortales, 29 lo fueron en vías interurbanas y siete en el centro urbano.

Según datos de la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco, recogidos por Europa Press, en el periodo enero-septiembre se contabilizaron 2.237 heridos leves en percances de tráfico, lo que supone un decremento del 6,75% con respecto a los primeros nueve meses del pasado año.

En total, sucedieron 7.188 accidentes de tráfico con y sin víctimas, lo que representa un descenso del 2,8% en relación al pasado año. El número de accidentes sin víctimas se elevó a 5.336, cifra inferior a los 5.495 apuntados en los nueve primeros meses de 2018.

El siniestro ha ocurrido a las 11 horas y, debido a la gravedad de las lesiones que presentaba el motorista, ha sido necesaria la intervención de un helicóptero, que lo ha trasladado hasta el hospital de Cruces.

El accidente ha provocado el corte total de la BI-3102, hasta que a las doce y media del mediodía se ha abierto un carril al tráfico. Desde esa hora se regula el tránsito con paso alternativo.

Ciclista herido en Azkoitia

Por otra parte, un ciclista de 46 años ha resultado herido en la GI-3750 a la altura de Azkoitia tras sufrir una caída. Presentaba un fuerte golpe en la clavícula y ha sido trasladado al Hospital de Zumarraga. El siniestro ha tenido lugar a las 11.50 horas, según ha informado el Departamento de Seguridad.