LA UVA MONASTRELL

IZAN

Aviso, y el que avisa no es traidor. No tengo ni idea ni de uvas ni de vino, así que háganse una idea de por dónde puede y no puede ir el artículo de hoy. Lógicamente, no vamos a hablar de caldos tintos ni rosados. No estamos para eso. No estamos para sentarnos en torno a una mesa para celebrar nada. Quizá, para beber y olvidar. Pero tampoco es el momento.

¿Por qué entonces un titular así? Les explico. La monastrell es un tipo de uva que, entre otros lugares, cuenta con la denominación de origen de Jumilla. Y es ahí a donde irá el Real Unión a jugarse parte de su vida en la Segunda B. Y desde hace algo más de un año, el campo de fútbol del Jumilla se llama el 'Uva Monastrell'.

Si hace falta, que los unionistas vayan descalzos hasta la localidad murciana, vendimien y se pongan a pisar la uva. Cualquier cosa si como consecuencia tiene un buen resultado en el partido de ida, que se jugará en tierras jumillanas.

¿Y es que, qué importa el fútbol a estas alturas de la temporada? ¿Qué importa si el rival tiene dueño chino, entrenador portugués y cuenta con jugadores de hasta diez nacionalidades distintas? A estas alturas, todo da igual. Solo importa ganar. Superar este mal trago. Lograr la permanencia. Salir vivos del 'Uva Monastrell'.