El Medievo desembarca en Behobia

Los músicos desfilaron ayer desde el Cuerpo de Guardia dando por inaugurada la feria. /  FOTOS: FERNANDO DE LA HERA
Los músicos desfilaron ayer desde el Cuerpo de Guardia dando por inaugurada la feria. / FOTOS: FERNANDO DE LA HERA

La feria traslada al barrio a la Edad Media de la mano de juglares, trovadores y otros pintorescos personajes | Con alrededor de 65 puestos y actividades de animación, la sexta edición del evento ofrece un plan atractivo para el público familiar este fin de semana

JOANA OCHOTECO IRUN.

«Sí, han oído bien: soy el bufón Urculeo de la corte de Felipe el Hermoso, desde tiempos inmemoriales hasta hace tres días y tres noches, cuando se ha descubierto un secretillo de algo que tenía yo con la reina y... me han desterrado de Aragón. Desde allí vengo, tres días y tres noches sin parar de caminar, buscando un lugar donde servir, un castillo... Menos mal que estoy aquí, en Behobia, tierra fértil de culturas: empezamos por tres y ya somos más de cien».

Puede que en las ruinas de Gazteluzahar no haya rey al que servir, pero sin duda el bufón Urculeo encontrará en Behobia público al que entretener y hacer reír. Su discurso inauguró ayer por la mañana la VI Feria Medieval de Behobia. El bufón no estuvo solo: trovadores haciendo sonar sus instrumentos, juglares poniendo en práctica sus habilidades como malabaristas y esos extraños seres conocidos como 'comepiedras' le acompañaron en la apertura de la iniciativa que traslada al barrio fronterizo hasta la Edad Media. «Artesanos y mercaderes con los productos más exóticos del planeta, artistas, magos, músicos, actores, equilibristas y bufones que os harán divertir hasta perder los pantalones», animaba Urculeo.

Sin miedo a la lluvia

Alrededor de 65 puestos se han instalado en Behobia, en una feria que «crece cada año», afirmaba Natalia González, de Lucus Events, empresa encargada de dinamizar esta cita. Las poco favorables previsiones climatológicas no les han amilanado: «somos duros, estamos todo el año en la calle y estamos convencidos de que esta edición también saldrá bien», aseguraba.

Además de estos puestos en los que encontrar gastronomía, bisutería, juguetes, talleres de oficio, productos naturales y mucho más, la feria cuenta con «mucha animación», pensada especialmente «para las familias y los niños. Cada media hora hay alguna actividad: bufones, magia, música, pasacalles...», enumeraba Natalia González. La decoración de banderolas, escudos y estandartes repartida por toda la zona también invita a sumergirse en el ambiente medieval.

La Asociación de Comerciantes de Behobia y Bidashop son las impulsoras de esta feria, que cuenta con la colaboración de la Asociación de Vecinos y el Ayuntamiento. Rubén Fraile, presidente de la asociación de comerciantes del barrio, aseguraba que «estamos encantados de que haya este tipo de iniciativas en Behobia. Aunque cuesta organizar esta feria, nos volcamos y en cada edición todo va cada vez más rodado». La cita permite atraer al barrio «a mucha gente de Irun que habitualmente no pasa por aquí, así que aprovechamos para que conozcan el comercio de la zona». Paco Martínez, presidente de la AVV del barrio, corroboraba la importancia de que «la gente venga y vea todo lo que ofrece Behobia».

Por su parte, el alcalde, José Antonio Santano, que también acudió a la inauguración, valoró la Feria Medieval como «un evento divertido y diferente que dinamiza la ciudad y el comercio. De esto se trata, de sumar fuerzas entre lo público, lo privado y la ciudadanía».

La Feria Medieval permanecerá instalada en Behobia hoy y mañana. La apertura de los puestos y el inicio de las actividades será a las 11.00.