Ha llegado la hora de la verdad

Etxaburu y Capelete, en un lance del partido amistoso contra el Sanse en el Stadium Gal. /  F. PORTU
Etxaburu y Capelete, en un lance del partido amistoso contra el Sanse en el Stadium Gal. / F. PORTU

El Real Unión debuta en liga contra la Gimnástica de Torrelavega (18.00, Gal) | Etxabeguren, que tiene la ficha tramitada, podría ser de la partida si el entrenador quiere

Borja Olazabal
BORJA OLAZABAL IRUN.

Hay una ligera sensación en el Real Unión de que con los movimientos que se han realizado durante el verano se ha vuelto a despertar algo de ilusión en torno al equipo. Técnico nuevo, muchas caras nuevas... Al menos se ven cambios y eso invita a pensar que las cosas pueden salir mejor.

El equipo, además, ha conseguido buenos resultados a lo largo de la pretemporada, lo que llama un poco más al optimismo. Cinco victorias, tres empates y dos derrotas en diez encuentros son sinónimo de que el grupo ha trabajado bien.

Pero todas estas bondades quedan en nada hoy a partir de las seis de la tarde. El escenario cambia, porque el Real Unión va a debutar en esta temporada 18/19 contra la Gimnástica de Torrelavega en Gal. Y cuando el colegiado del encuentro señale el inicio del partido, todo lo realizado hasta el momento quedará atrás. Ha llegado el momento de la verdad. La verdad comienza a las seis de la tarde.

De inicio, jugar en casa y ante un recién ascendido puede sonar bastante bien, pero como avisó Juan Domínguez en la rueda de prensa previa al choque, no hay que subestimar a los cántabros. Y es que la Gimnástica llega a Irun después de haber cuajado una brillante campaña el curso pasado. De 38 partidos, los de Torrelavega ganaron 27, empataron 10 y solo perdieron 1.

Aimar no sigue

Hoy se ponen en juego los tres primeros puntos a los que puede optar el nuevo entrenador del conjunto irundarra, y para conseguirlos pondrá en liza a los once jugadores que más le gusten. Parece claro que en portería jugará Txusta, pero de ahí en adelante, el técnico ha repartido minutos en pretemporada y es difícil tener una idea clara de su plan.

Uno que también parecía fijo era Mikel Azkoiti, que estará siete semanas de baja, y en su lugar podría jugar Julen Etxabeguren. El Real Unión ha conseguido cerrar su fichaje, y si Juan lo considera oportuno, hoy podría ser de la partida.

El que seguro no jugará es Aimar Sagastibeltza. El club anunció ayer que el jugador, después de cinco temporadas de txuribeltz, no seguirá en el conjunto irundarra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos