Lili vuelve al cine con un papel en la película 'Agur Etxebeste!'

Actriz. Lili, en brazos del adiestrador irunés Álvaro Moreno. /  DE LA HERA
Actriz. Lili, en brazos del adiestrador irunés Álvaro Moreno. / DE LA HERA

La bichón maltés del adiestrador irundarra Álvaro Moreno ha rodado en los estudios Zinealdea de Oiartzun

MARÍA JOSÉ ATIENZA IRUN.

Lili acaba de participar en el rodaje de su segunda película. Debutó en 2013, con '15 años y un día', de Gracia Querejeta y el año que viene la veremos en el estreno de 'Agur Etxebeste!' Los directores de la secuela de 'Aupa Etxebeste!', Asier Altuna y Telmo Esnal, han dado a Lili el papel de 'Pitxitxi', una perra que no se lleva precisamente bien con el personaje principal, al que da vida Ramón Aguirre.

La bichón maltés del adiestrador irundarra Álvaro Moreno ha estado rodando en los estudios Zinealdea de Oiartzun. «El resultado ha sido satisfactorio, porque a los directores les ha gustado», dice Álvaro, mientras Lili permanece muy quieta en su regazo.

Además de las dos películas citadas, Lili ha rodado varios sketches en programas de ETB, como Vaya Semanita y Arrikitaun, por lo que cuenta con cierta experiencia como 'actriz'. También Álvaro es ya un experto director canino, pues ha participado con distintos perros (Sultán, Jara, Bobby, Leo y Argi) en una decena de películas. Pero Lili es especial, «porque es nuestra perra», cuenta el adiestrador. «Ella tiene un problema, tiene una pata trasera rígida. La iban a sacrificar, me dio pena y me la llevé a casa. Cuando llevaba con nosotros unos días, mi mujer me dijo: 'Lili se queda aquí'».

«Hay veces que al perro le sale bien y el actor se equivoca y piensas: ¡Dios mío, no puede ser!»

En el rodaje de 'Agur Etxebeste!', la bichón maltés ha respondido muy bien, «aunque ya se nos está empezando a hacer mayor», comenta Álvaro. «Tiene 10 años y a la hora de repetir las escenas, le cuesta un poco más, pero ha estado supergraciosa».

El rodaje de la secuencia en la que aparece Lili se realizó en un decorado. «Estuve yendo con ella unos días a hacer unos ensayos para que se habituara, porque ha rodado más en exteriores. El primer día de rodaje fue duro. Hizo mucho calor y la pobre estaba con la lengua fuera, pero aguantó el tipo y estuvo a la altura».

No todos los perros adiestrados sirven para un rodaje. «Hay cantidad de situaciones nuevas que pueden distraerles», explica Álvaro Moreno. «En ocasiones, tienen la cámara y el micro encima y mucha gente alrededor y no es fácil. Hay veces que al perro le sale bien y se equivoca el actor y dices: ¡Dios mío, no puede ser! y a aveces es al revés. O hay un ruido, o una sombra y hay que repetir. Yo estoy detrás, atacadísimo de los nervios y con un plan B y un plan C para cada repetición, porque el perro necesita un estímulo diferente cada vez. Siempre hay que tener preparado un premio o una sorpresita, porque según van repitiendo baja la intensidad y si se cansan, empiezan a mirar a todas partes».

Hay actores que ayudan, como en esta ocasión ha ocurrido con Elena Irureta. «Enseguida cogió en brazos a Lili y le hizo un montón de mimos. Eso fue muy bueno para ella, porque la tranquilizó mucho». Con quien Lili se lleva mal es con el personaje de Patrizio (Ramón Aguirre). «Le tiene un paquete que no le puede ver», pero no puedo contar más, dice Álvaro. «Sólo puedo decir que la película apunta bien, que nos reímos mucho en el rodaje porque

hay escenas muy graciosas y que en una de ellas está Lili».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos