El Leka Enea-Irun culminó la sorpresa y avanza en la ETTU Cup

Hampus Soderlund está completando una gran temporada con el Leka Enea-Irun. /
Hampus Soderlund está completando una gran temporada con el Leka Enea-Irun.

El equipo femenino cayó con la cabeza alta ante el líder de la Superdivisión | Los irundarras superaron al Villeneuvois tras el empate en el marcador global y contando los sets de cada partido

I.A. IRUN.

No hubo felicidad completa porque el equipo femenino cayó eliminado, pero la actuación del Leka Enea-Irun en la tercera eliminatoria de la ETTU Cup ha sido más que destacable.

Los chicos partían como víctimas ante el Villeneuvois francés pero la victoria por 3-1 en Irun les hizo creer en que podían dar la sorpresa, algo que lograron en la cancha francesa. El resultado fue también de 3-1, en este caso para el equipo galo, y hubo que recurrir a los sets para decidir qué equipo avanzaría a la siguiente ronda. Es el irundarra, que en el 3-1 de la ida hizo un 11-7 en sets mientras que en la vuelta ese recuento daba un 9-6 para los franceses.

Emoción al máximo y alegría para el Leka Enea-Irun, que en la siguiente ronda volverá a Francia, concretamente a Chartres.

Endika Díez, Daniel Kosiba y Hampus Soderlund formaron la alineación y este último empezó con una derrota ajustada ante Romain Ruiz, al que había superado en Irun. Esta vez cayó 3-2 (11-5, 11-6, 6-11, 9-11 y 11-9).

Empató Kosiba, gracias a un 0-3 engañoso (7-11, 9-11 y 8-11) frente a Mattenet, quien llegó a estar en el número 19 del ranking mundial.

Ouaiche, quien hizo el único punto de los franceses en Irun, derrotó por 3-0 a Endika Díez (11-6, 11-8 y 11-6) y el quid de la eliminatoria estaba en que Kosiba no perdiera por 3-0, ya que en ese caso se produciría empate a partidos y a sets y se hubiera tenido que calcular en base a los puntos de cada uno de los sets jugados. Pese a perder, Kosiba sumó ese necesario set (11-7, 13-11, 8-11 y 11-8), que significó la histórica clasificación de los irundarras para unos cuartos de final que disputarán por primera vez.

Las chicas dieron la cara

En el caso de las chicas, la tarea era mucho más complicada, ya que el Tecnigem Linares es líder de la Superdivisión con siete victorias en siete jornadas. Por eso la derrota por 3-2 en la ida tenía mérito y a la vez motivaba a las irundarras para intentar la sorpresa. Lin Chia Chih sustituyó a Jin Zhang en una alineación que completaron Ioana Tecla y Belén Calvo.

Lin empezó fuerte con un 3-0 incontestable (11-2, 11-4 y 11-8) y en un partido que podía ser clave, Ioana perdió 1-3 ante la tailandesa Paranang, que tomaba la revancha de la ida (9-11, 2-11, 11-8 y 9-11). A cinco sets perdió Belén (11-4, 7-11, 11-3, 6-11 y 2-11), con lo que las irundarras cedían por 1-2 y estaban obligadas a ganar los dos siguientes partidos, para empatar y poder optar a la suma de sets a favor.

Lin se impuso a Paranang en un duelo vibrante por 3-1 (10-12, 11-8, 11-9 y 11-8) y todo quedaba para el partido entre Ioana e Istrate. La jugadora del Leka Enea se había quedado a un palmo de ganar en la ida (3-2 y 11-9 en el último set) y tampoco pudo hacerlo esta vez, cayendo por 1-3 (11-13, 14-12, 3-11 y 10-12).

Pese a caer eliminadas, las chicas del Leka Enea-Irun han completado una gran competición europea, superando sus propios registros y, de postre, tuteando en los dos partidos al líder invicto de la Superdivisión.

Ahora los dos equipos del Leka Enea se centrarán en la competición doméstica. Ambos jugarán el domingo a las 10.00 en el Centro de Tecnificación Sonia Etxazarreta.

 

Fotos

Vídeos