Laura Balagué (Enfermera y escritora): «Como muchas mujeres, estoy habituada a escribir en tiempos cortos»

La escritora Laura Balagué estará esta tarde en Irun./MIKEL FRAILE
La escritora Laura Balagué estará esta tarde en Irun. / MIKEL FRAILE

Esta tarde presenta en la librería Brönte su novela 'Muerte entre las estrellas', ambientada en el Zinemaldia

MARÍA JOSÉ ATIENZAIRUN.

La oficial de la Ertzaintza Carmen Arregui está encantada ante la perspectiva de una semana librede trabajo, que dedicará por entero a ver películas en el Festival de Cine de San Sebastián. Pero nada más estrenar sus vacaciones, todo va a torcerse. Se verá inmersa en el Zinemaldia, sí, pero investigando un crimen real. Éste es el punto de partida de 'Muerte entre las estrellas', la novela que la escritora y enfermera Laura Balagué presenta hoy (19.00h), en Brönte Liburu-denda.

-En 2015, ganó el Premio La Trama de novela negra con 'Las pequeñas mentiras', con el que debutó su personaje Carmen Arregui. 'Muerte entre las estrellas' es el segundo libro con la oficial de la Ertzaintza como protagonista.

-Sí, es el segundo con Carmen y esta vez la he llevado al Festival de Cine. Elegí el Zinemaldia porque a mí, personalmente, me gusta mucho. Hace años que me cojo vacaciones en esas fechas para ver películas. Me parecía un escenario que podía dar mucho juego para contar una historia'.

-Sin desvelar nada importante, ¿puede avanzarnos la historia que cuenta en 'Muerte entre las estrellas'?

-Puedo contar que hay un asesinato y que la víctima es una miembro del jurado del festival. Se me ocurrió la idea de que fuera una actriz porno. Es un personaje que resulta bastante chocante, en un principio, como miembro del jurado, pero creo que consigo que resulte verosímil. Es un personaje que fue creciendo a lo largo de la novela y que me hizo interesarme por aspectos sobre los que no tenía conocimiento y me he tenido que documentar. Pero la verdad es que he disfrutado mucho con ese personaje y con toda la historia.

-De un tiempo a esta parte, han proliferado, con éxito entre los lectores, las novelas policiacas localizadas cerca de casa.

-Al principio nos parecía raro, pero, si te paras a mirar, tú te lees los libros de Camilla Lackberg y es imposible que en un pueblo pequeño de Suecia haya cada año varios muertos. En San Sebastián, tampoco es que haya crímenes cada dos por tres, pero hay que hacer un poco ese salto de 'vamos a creernos que puede suceder' y cada caso, como independiente, puede darse.

-¿Por qué cree que la novela negra tiene tantos seguidores?

-Es un género que engancha y dentro de lo que llamamos novela negra (ahí hay mucha discusión entre los puristas) hay novelas muy diferentes. Hay algunas más superficiales, más ligeras, otras más profundas, otras con contenido social... Cada uno puede encontrar el tipo de novela negra que le gusta, dada la cantidad de oferta que hay. Además, se organizan jornadas negras, festivales negros, ferias de novela negra... Todo eso da más a conocer el género y una cosa lleva a la otra.

-¿Tiene ya en proyecto la tercera de Carmen Arregui?

-Sí, ya estoy preparando la siguiente. Se va a desarrollar en un centro de salud, que va a ser el lugar de trabajo de la víctima. Como soy enfermera, conozco bien ese mundo. Aunque quizá luego, según vaya avanzando la novela, me meta en algún otro jardín y tenga que ponerme a buscar información. Eso suele pasar.

-Como enfermera, usted tiene una jornada laboral completa, más familia, casa... ¿Cuando encuentra tiempo para escribir?

-Como muchas mujeres, estoy acostumbrada a trabajar en tiempos cortos. Si tengo un ratito, media hora, hago unos apuntes. A veces, me levanto a las seis de la mañana y escribo una hora antes de ir a trabajar. Luego, hay rachas en las que no escribo nada. Tardo más que si tuviera un tiempo disponible, pero es algo que hago por afición y por gusto y no me cuesta. Yo empecé a escribir seguido a partir de los 40 años. Cuando se publicó mi primera novela, 'Vestidos de novia' ya había cumplido los 50.

-Laura Balagué es una catalana vecina de Donosti desde hace casi cuatro décadas y miembro de Oskarbi. ¿Cómo surgió su relación con la asociación bidasoarra de escritores y la publicación de uno de sus relatos en el libro Osarbi 21?

-Coincidí con la escritora irunesa Noelia Lorenzo en Bruma Negra de Plentzia, una semana dedicada al género y después, en una feria, me encontré de nuevo con Noelia y con Virginia Gasul. Me hablaron del proyecto que tenían de hacer un libro de relatos con gente de Irun. Me invitaron a participar y ahí estoy, con unos cuantos satélites más, que no somos de la zona. Pero lo mejor de todo es que el grupo me sirve de apoyo y que he hecho relaciones de amistad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos