Juan Domínguez toma el mando

Juan Domínguez, junto a Joseba Agirre, observa a sus jugadores realizando ejercicios sobre el verde de Gal./F. DE LA HERA
Juan Domínguez, junto a Joseba Agirre, observa a sus jugadores realizando ejercicios sobre el verde de Gal. / F. DE LA HERA

El equipo entrenará hoy y mañana, descansará el sábado y el domingo, y afrontará dos partidos la próxima semana El nuevo proyecto del Real Unión comenzó ayer la pretemporada en el Stadium Gal con el exjugador unionista como entrenador

Borja Olazabal
BORJA OLAZABALIRUN.

Picas, chinos y balones sobre el verde. Todo estaba preparado antes de que los jugadores del Real Unión saltarán al campo. Se habían encargado de ello Juan Domínguez, el nuevo entrenador del conjunto irundarra, y sus ayudantes. El de ayer fue el inicio de la pretemporada para el nuevo proyecto txuribeltz.

Juan Domínguez tomó el mando por primera vez y lo hizo junto a otras cuatro personas, las que conformarán su cuerpo técnico. Una de las novedades es el segundo entrenador, que va a ser el también exjugador unionista Joseba Agirre. Y la otra cara nueva es la de Roque Arambarri, un joven donostiarra que se encargará del análisis táctico. Siguen de la temporada pasada Ibon Zoilo, como preparador físico, y el entrenador de porteros Ricardo Costa. También estuvieron presentes en la primera sesión de trabajo Ricardo Jiménez, como responsable de los servicios médicos, y Mikel Silva, fisioterapeuta.

«Estoy muy contento»

Juan Domínguez comentó tras su primer entrenamiento que «estoy muy contento. Al principio estaba algo nervioso porque esta es una experiencia nueva, pero una vez ha empezado la sesión todo ha ido normal y con naturalidad. Estoy muy contento al ver la ilusión con la que ha venido la gente».

De la planificación de la pretemporada explicó que «hemos querido meter muchos partidos porque tenemos mucha gente nueva y va a ser bueno para que los jugadores se conozcan y creen automatismos».

El nuevo entrenador también sabe con qué jugadores contará, ya que la plantilla está prácticamente cerrada. «Para un entrenador contar con casi toda la plantilla es una gozada. Puede haber algún movimiento, pero estoy muy satisfecho con el grupo que tengo».

El de hoy será un día normal de entrenamientos para seguir con la pretemporada, pero mañana llega el primer día especial con entrenamiento, comida y karts en el circuito de Olaberria. Y para la semana que viene, los dos primeros partidos. El miércoles contra Osasuna en Gal y el sábado en Zubieta ante la Real C.

Más

 

Fotos

Vídeos