JOSÉ ANTONIO SANTANO (CANDIDATO DEL PSE-EE): «Irun tiene proyectos ambiciosos que debe afrontar en positivo»

Frente a su propuesta, el candidato ve «partidos que ponen lo personal antes que el interés de la ciudad»

IÑIGO MORONDO IRUN.

José Antonio Santano es alcalde de Irun desde 2002 y ésta será la quinta vez que se lidere la lista del PSE. Comenzó el último mandato en una coalición de Gobierno con EAJ-PNV y lo acabó «con un gobierno en minoría que ha mantenido actitud de diálogo y acuerdo con los grupos políticos y con la ciudadanía».

-¿Se arrepiente del cese de Iridoy que derivó en la ruptura del Gobierno con el PNV?

Su DNI
Datos
Irun, 1965. Casado, dos hijos. Licenciado en Derecho.
Trayectoria
Alcalde de Irun desde 2002 y vicepresidente de la Asociación de Municipios Vascos desde 2011. Antes, diputado de Deportes, concejal en Irun y trabajó en una empresa de auditorías.

-Para un servidor público tiene que haber tres principios fundamentales: transparencia, honestidad y defensa del interés general de la ciudad. Eso no es discutible. El final del mandato, para mí y creo que la ciudadanía lo ve así, ha servido para completar: Vía Irun, cesión del edificio de Emigración, centros de mayores en barrios, frontón Uranzu, calle Fuenterrabía, autobús eléctrico... Mientras, en los pasillos del Ayuntamiento, se ha hablado de otras cosas. Ha habido mucha distancia entre los pasillos y la calle.

-¿Del mandato en su conjunto qué balance hace?

-Es un mandato que se recordará. Hemos hecho proyectos para el día a día: locales de mayores, mejora de la Ayuda a Domicilio, el Espacio Palmera-Montero, el CBA... Otros que la ciudad tenía pendientes han dado pasos de desbloqueo, como San Miguel-Anaka, donde en semanas se licitará la descontaminación del suelo. Se ha reducido el desempleo: hoy hay 1.752 parados menos que hace cuatro años; eso en una de las poquísimas ciudades de Gipuzkoa que crece en población y en población activa.

-Antes ha mencionado los pasillos del Ayuntamiento. Ahí el tono ha sido muy bronco. ¿Prevé que siga siéndolo en el próximo mandato?

-Tengo confianza en que los ciudadanos van a poner las cosas en su sitio. Tienen que decidir entre dos proyectos de ciudad. Nosotros dirigimos el nuestro a una inmensa mayoría de la gente que se siente a gusto en Irun, personas que están orgullosas de esta ciudad y que saben que tiene que seguir mejorando. Me preocupa que enfrente veo un proyecto de suma a la contra, partidos que han puesto razones personales por encima de Irun, que se han radicalizado y han perdido la perspectiva de ciudad. Irun tiene proyectos ambiciosos en el horizonte y creo que hay que afrontarlos en positivo.

-¿Qué proyecto le gustaría realizar el próximo mandato?

-Al hablar de grandes proyectos pensamos en proyectos muy de futuro, pero muchos de los del día a día, para mí también son grandes proyectos que quieres ver realizados. De eso hemos hecho mucho y vamos a seguir haciendo. Pero un proyecto que supondrá una revolución en Irun, que traerá futuro, empleo, cohesión, calidad de vida y que ninguna otra ciudad de nuestro entorno tiene, es Vía Irun. En estos cuatro años, espero ver el comienzo de las obras de la nueva estación y pasos concretos que cambien el paisaje alrededor de la antigua Aduana.