La jornada electoral se desarrolló sin problemas y con gran participación

Los socios ejercieron su derecho al voto. /  F. DE LA HERA
Los socios ejercieron su derecho al voto. / F. DE LA HERA

Gurutz Aginagalde es el nuevo presidente del Bidasoa tras imponerse a Iñaki Emaldi con un 65% de los votos

B.O. IRUN.

El sábado fue un día histórico para el Club Deportivo Bidasoa, ya que se celebraron unas elecciones a la presidencia veinte años después de las últimas. Los socios respondieron y acudieron en masa a las urnas, ya que ejerció su derecho a voto un 85%. El elegido, y convertido en el décimo presidente del Bidasoa, fue Gurutz Aginagalde.

El irundarra valora que «el hecho de que fueran a votar el 85% de los socios es una pasada. Significa que el Bidasoa está vivo, interesa y genera ilusión. Que hayamos salido respaldados con una participación tan grande, es muy importante. Nuestro objetivo no era ganar y ya está, era hacer el mejor proyecto para el Bidasoa. Hacer un proyecto importante que aglutinara todo; lo deportivo, lo económico, lo social... Queríamos abrirnos también al resto de la provincia, ser un proyecto muy redondo. Estamos muy contentos».

Gurutz se llevó el 65% de los votos, mientras que Iñaki Emaldi se tuvo que contentar con el restante 35%. El ya exvicepresidente cuenta que «las elecciones fueron un éxito de participación y el resultado es evidente. Lo que nos queda es irnos con la satisfacción del deber cumplido y desearle lo mejor a la candidatura que ha ganado, porque sus éxitos serán los éxitos del Bidasoa. Creo que el socio no ha valorado nuestro trabajo».

El traspaso de poderes se realizará la semana que viene, pero Gurutz Aginagalde y su grupo ya han empezado a trabajar. De hecho, el presidente ya se ha reunido con Jacobo Cuétara.

 

Fotos

Vídeos